1

La portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, ha anunciado este jueves que su grupo pedirá hoy la reprobación del ministro de Educación, José Ignacio Wert, por afirmar que la intención del Gobierno es «españolizar a los alumnos catalanes».

En declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, ha explicado que después de las palabras de ayer, Wert «debería dimitir» porque, a su juicio, «ha quedado claramente desautorizado para seguir siendo ministro de Educación y de Cultura». «Parece que no lo va a hacer porque ya ha dicho que lo que dijo lo dijo conscientemente», ha apuntado.

«No va a dimitir. La dimisión nosotros se lo pedimos y él debe dimitir, pero vamos a solicitar su reprobación formal en el Congreso porque consideramos que este ministro no está cumpliendo con su obligación desde hace mucho tiempo», ha agregado.

Rodríguez entiende que el ministro está poniendo en marcha «políticas claramente nefastas» y ha citado la propuesta de eliminar Educación para la Ciudadanía, la subida de las tasas universitarias, las bajadas de las becas o el despido de más de 20.000 interinos. Además, entiende que detrás de todo esto «se esconden profundas reformas ideológicas».

«Las palabras de ayer de Wert nos reproducen la peor derecha, que es la que todos queremos olvidar, la recentralizadora, uniformadora, totalitaria», ha apostillado, al tiempo que ha dicho que estas características no solo califican al ministro, sino también «al Gobierno que le mantiene y todos los diputados que le aplaudieron a rabiar».

La portavoz socialista considera que es necesario hacer una reforma educativa y ha señalado que cuando Wert presentó sus planes, el PSOE ya advirtió de que lo que se quería hacer era un cambio ideológico. «Cuando quita competencias a las comunidades autónomas para que no participen en los currículum educativo y en los temarios porque quiere recentralizar, españolizar a los catalanes», ha sentenciado.

VIDA PARLAMENTARIA POBRE

Rodríguez ha denunciado que desde que gobierna el PP la vida parlamentaria es pobre porque al Parlamento «se le está privando de hacer leyes» y ha acusado al Ejecutivo de gobernar a base de decretos leyes» porque es un equipo «que improvisa muchos viernes».

«Cuando improvisas, los instrumentos no son proyectos de leyes que requieren una programación a largo plazo de lo que quieres conseguir, sino decretos de Ley que llegan a la Cámara y que los aprueba por una mayoría cada vez más solitaria», ha explicado.

Además, se ha quejado de la opacidad del Gobierno ya que, según ha recordado, en varias ocasiones ha tenido que pedir amparo al presidente de la Cámara porque no se le ha facilitado la información que ha solicitado en temas como, por ejemplo, Pemex o la auditoría bancaria que ha encargado el ministro de Economía, Luis de Guindos.

LA SOCIEDAD, CANSADA DE LA POLITICA

La dirigente socialista también se ha referido a la encuesta del CIS, especialmente al aumento de la desconfianza en la clase política, y ha aseverado que «la solución» a la situación «tan difícil» que atraviesa España «está en la política».

Asimismo, ha indicado que las políticas que está poniendo en marcha la derecha «están haciendo retroceder a este país en más de 30 años» y ha destacado que los ciudadanos, que «tienen todo el derecho de exigir a los políticos», también tienen que diferenciar «que la política del Gobierno y de la derecha» están llevando a España «a una situación terrible».