Los portavoces del colectivo de apoyo a los presos de ETA, Herrira, Beñat Larrabeitia (2i), y Nagore García (i), ofrecen una conferencia de prensa frente al hospital Donostia de San Sebastián para opinar sobre la decisión del juez José Luis Castro de conceder la libertad condicional al preso etarra enfermo Iosu Uribetxebarria Bolinaga. EFE/Juan Herrero. | J. J. Monerri

3

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha autorizado la manifestación convocada para hoy en San Sebastián en favor del preso etarra enfermo Josu Uribetxeberria Bolinaga, al entender que la concesión de su libertad condicional «deja sin contenido» la denuncia que pedía su prohibición.

Así lo ha acordado el magistrado, que se encuentra de guardia esta semana, en un auto en el que desestima la solicitud de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que reclamó su prohibición considerando que, de celebrarse, se estaría incurriendo en un delito de enaltecimiento del terrorismo.

«No procede adoptar medida ad hoc alguna, sino la aplicación de la legislación vigente para el caso de que se produzca la manifestación y en ella se cometa algún tipo de delito, pues lo contrario implica la aplicación preventiva del derecho penal, lo que es contrario a nuestro ordenamiento constitucional y legal», advierte el auto judicial.

El juez oficia por ello al Gobierno vasco y a la policía autónoma para que adopten las medidas necesarias tendentes a evitar que durante el desarrollo del acto se profieran proclamas o se lleven a cabo actuaciones que menosprecien a las víctimas del terrorismo. En caso de que se produzcan, el juez ordena que se disuelva la marcha y se identifique y se pongan a disposición judicial a las personas autoras de los hechos.

La AVT reclamó el jueves la prohibición de la manifestación en un escrito en el que subrayaba que los convocantes de este acto formaban parte del grupo que convocó una marcha de cuatro días desde el hospital en el que está ingresado Uribetxeberria hasta Arrasate (Gipuzkoa) y que fue prohibida por este tribunal. A su juicio, el «único propósito» de esta nueva convocatoria es el de «ensalzar a quienes han sido condenados por pertenecer o colaborar con ETA», lo que supone una «clara ofensa y humillación» a la memoria de las víctimas.

La asociación recordaba además que durante este mes de agosto la Audiencia Nacional ha prohibido dos manifestaciones convocadas por el colectivo de apoyo a los presos de ETA en San Sebastián y Bilbao.