(De i. a d.) La ministra de Fomento, Ana Pastor; la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la ministra de Empleo, Fátima Báñez, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. | Sergio Barrenechea

130

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha explicado hoy que no podrán cobrar la ayuda de 400 euros del plan Prepara los parados sin cobertura que convivan con sus padres, siempre que éstos tengan ingresos que, divididos entre todos los miembros de la unidad familiar, superen los 481 euros mensuales.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que hoy ha prorrogado este programa de recualificación profesional, Báñez ha explicado que hasta ahora no se tenían en cuenta los ingresos de los «ascendientes familiares» como miembros de la unidad familiar, mientras que ahora será así siempre que vivan juntos.

Según la ministra, esta nueva consideración de la renta de la unidad familiar supone «tratar a todos los ciudadanos en términos de equidad» y centrar el programa en quienes tienen familiares a su cargo y no en quienes disponen de un «colchón familiar».

Báñez ha puesto como ejemplo el caso de una familia de cuatro miembros, en la que los dos hijos son parados sin cobertura y los padres tienen unos ingresos conjuntos al mes de 8.000 euros.En este caso, los hijos desempleados ya no tendrán derecho a la ayuda incluida en el Prepara.

Noticias relacionadas

La ministra ha afirmado que hasta ahora ocurría lo contrario, lo que -a su juicio- suponía penalizar a los jóvenes que se han emancipado.

Otro caso citado por Báñez ha sido el de una familia en la que conviven hijo, madre y abuelos, y en la que los abuelos ingresan 900 euros al mes, el hijo tiene un sueldo de 1.000 euros y la madre está desempleada y ya ha agotado las prestaciones.

En este caso, la madre sí puede beneficiarse de la ayuda del Prepara, ya que los ingresos de sus padres y su hijo divididos entre los cuatro miembros de la unidad familiar quedan por debajo de los 481 euros.