Gráfico del CIS.

5

Según el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizado antes de que el Gobierno de Mariano Rajoy anunciara en el Congreso los últimos recortes, el PP ha perdido cuatro puntos de estimación de voto en julio, mientras que el PSOE no aprovecha esa caída y apenas sube tres décimas. En cuanto a los problemas de España, la clase política y la corrupción, los recortes y los bancos se han consolidado tras el paro y la economía.

Esta encuesta se basa en 2.848 entrevistas realizadas en 237 municipios de 48 provincias entre el 2 y el 10 de julio, fechas en las que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aún no había anunciado el último paquete de medidas de recorte.

En esta ocasión, el CIS otorga al PP una estimación de voto del 36,6 por ciento, cuatro puntos por debajo de lo marcado en la última encuesta con intención de voto. De esta forma, su ventaja sobre el PSOE se reduce de 11 a 6,7 puntos, ya que los ‘socialistas’ registran una subida de tan sólo tres décimas con respecto a la estimación de abril, quedándose en un 29,9 %.

El PP es el partido con más intención directa de voto, pues un 18,2% da por hecho que votaría a los ‘populares’ si las elecciones fueran mañana, frente a un 17,1% que adelantan su respaldo al PSOE. Quien más sube es Unión, Progreso y Democracia (UPyD), que registra una estimación de voto del 6,6%, un punto más que su récord de enero. Izquierda Unida (IU) logra su mejor porcentaje de los últimos años, el mismo 8,6% que ya había marcado en abril.

Entre los partidos de ámbito territorial, suben CiU, que llega al 4%, y PNV que marca un 1,5%, así como BNG y CC. ERC, por contra, cae cuatro décimas respecto al mes de abril.

Eso sí, ningún político alcanza el aprobado. Sólo dos mujeres, Rosa Díez (UPyD) y Uxue Barkos (Geroa Bai), superan el 4, encabezando la tabla con notas de 4,36 y 4,07 puntos, respectivamente (ver gráfico).

La lista de problemas vuelve a estar encabezada por el paro, citado en el 78,6% de los cuestionados, y en segundo lugar repiten los problemas de la economía, con un 46,5%, situándose ambos problemas por debajo de los registros mensuales del último año. En tercer lugar se consolida la clase política (25,4%), seguida de la corrupción y el fraude (12,2%). Un 3% de los ciudadanos también citan como problemas de España el Gobierno y los partidos políticos.

En quinto y séptimo lugar aparecen la sanidad (10,4%) y la educación (7,1%). Por segundo mes consecutivo, los bancos entran en la lista de los problemas del país situándose en el sexto lugar con un 8,6%. En octavo lugar se sitúa la inmigración, un problema para el 4,5% de los españoles, al que sigue la inseguridad ciudadana con un 4%, los problemas de índole social (3,7%) y la vivienda (3,4%).