5

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez dejó ayer en libertad bajo fianza de 10.000 euros a dos de los tres miembros de los GRAPO detenidos el jueves en Sevilla y Cádiz acusados de participar en el secuestro del empresario zaragozano Publio Córdón en junio de 1995.

El magistrado adoptó esta decisión para Manuela Ontanilla Galán y Vicente Sarasa Cecilio, que se negaron a declarar y que permanecerán en prisión hasta abonar la cantidad impuesta.

El juez decretó prisión incondicional sólo para Juan Ramón Teijelo, el único que respondió a sus preguntas, aunque rechazó cualquier relación con el secuestro.

No obstante, el juez asegura que las manifestaciones de Teijelo «acreditan indiciariamente que tiene conocimiento de los hechos investigados» y que este conocimiento «parece impropio de quien no ha tenido relación alguna con ellos».

En el caso de Ontanilla Galán el magistrado considera que su edad, junto al hecho de que su compañero sentimental Teijelo ingrese en prisión, determina que el riesgo de fuga no sea tan elevado por lo que decreta la prisión eludible de 10.000 euros.

La misma cantidad que impone a Sarasa Cecilio, que ya comparece ante la Justicia en otros procedimientos por lo que el riesgo de fuga es menor.