0

El pleno del Gobierno valenciano ha acordado hoy solicitar la adhesión al fondo de liquidez autonómico, que permitirá a la Generalitat «hacer frente a los vencimientos de deuda en 2012», lo que aporta «seguridad en el cumplimiento de las obligaciones financieras».


Así lo ha explicado el vicepresidente del Consell, José Císcar, en la rueda de prensa posterior al pleno que esta semana se ha celebrado en la localidad alicantina de Altea, y en la que ha explicado que la cantidad final todavía no está definida, pero será «suficiente para cubrir los vencimientos de deuda».

Este fondo evitará que se tenga que retirar «liquidez» de partidas relacionadas con las políticas sociales así como «el encarecimiento de los préstamos ante una eventual renegociación que ahora no será necesaria», además de permitir «centrarse a atender los pagos a otros proveedores», como las farmacias.

Císcar ha asegurado que esta adhesión no implicará «nuevos ajustes en 2012» y ha explicado que lo que está previsto es «el cumplimiento estricto» del plan de estabilidad aprobado por el Gobierno valenciano el pasado mes de abril, y que garantiza que no se superará el límite del 1,5 por ciento del déficit.

«Si no se vence el déficit no saldremos de la crisis», ha argumentado el vicepresidente, quien ha indicado que por ese motivo la Generalitat «asume voluntariamente» el compromiso de enviar mensualmente al Ministerio de Hacienda información sobre el seguimiento del plan de ajuste previsto.