Soraya Sáenz de Santamaria junto a Cristóbal Montoro y Luis de Guindos, esta mañana en el Congreso. | ANDREA COMAS

50

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha explicado hoy que a los empleados públicos no se les suprime la paga extra de Navidad, lo que se les hace es una «congelación» para luego devolvérsela en un período no muy «lejano», en el 2015.


En el debate de convalidación del real decreto-ley de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, Montoro ha afirmado que, en términos de retribuciones, no hay una bajada como la que aprobó el PSOE en la pasada legislatura del 5 %.

Lo que presenta el Gobierno del PP es un «retraimiento» de esa paga a partir del 2015 y de acuerdo con las necesidades presupuestarias, ha precisado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas.

Por ello, Montoro ha pedido al resto de partidos que «no se confunda a nadie con que hay una minoración en la retribución».

Servicios públicos

Noticias relacionadas

También ha abogado hoy por «renunciar» a los servicios públicos que no son financiables, y ha asegurado que en este sector «de lo que podamos prescindir hay que hacerlo, y no al revés».


«Nos conviene renunciar a lo que no es financiable si queremos conseguir factores de éxito, y explicar sin subterfugios que lo que no se puede pagar es ineludible quitarlo porque lo que hace es lastrar las posibilidades de bienestar de los ciudadanos», ha dicho Montoro, en su defensa en el Congreso del nuevo decreto de ajuste.

Para justificar medidas como la subida del IVA y la congelación de una paga a los funcionarios el ministro ha querido «decir las cosas claras» para explicar que se debe reducir el gasto público porque financiarlo con déficit y deuda es llevarlo al «fracaso».

Montoro ha insistido en que «los servicios públicos dependen del nivel de renta y ocupación del país y del número de personas que trabajan y pagan impuestos» y ha reflexionado en que «no todo es positivo y no todo cabe en los servicios públicos».

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha afirmado que «la función pública está llamada a gestionar los servicios públicos, no un seguro de vida laboral».