El presidente de la Generalitat, Artur Mas, en una imagen de archivo. | Efe

28

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha admitido este lunes que Cataluña podría ser intervenida por parte del Estado, pero ha avisado de que esto «no se entendería» porque es la comunidad que, a su juicio, más esfuerzos ha hecho para contener el déficit y hacer reformas.

«Una posibilidad sería convocar elecciones» tras la intervención, ha explicado en declaraciones a Rac1 recogidas por Europa Press, aunque ha precisado que existirían otros caminos con los que reaccionar a la decisión del Gobierno de Rajoy.

Mas ha recordado que España también está en riesgo de ser intervenida, y ha argumentado por qué Catalunya no debería serlo: «Está haciendo los deberes como la que más. Quién no paga --el Estado-- no puede intervenir al que no cobra --la Generalitat--».

El presidente catalán ha censurado que desde el 2011, al poco de que CiU entrara a gobernar tras siete años de tripartito, el Gobierno dejó de cumplir con la financiación catalana, y ha recordado que a Catalunya se le deben 970 millones de euros por infraestructuras.

También ha advertido a Rajoy de que los catalanes, si hay intervención y el Estado sigue sin pagar lo que adeuda a la Generalitat, pueden acabar pensando que formando parte de España no hay una salida viable a la crisis.

Mas ha precisado que a él nadie se le ha dirigido para hablarle de esta hipotética intervención, y que es la Conselleria de Economía y Conocimiento la que esta recibiendo las advertencias de las consecuencias de no cumplir con el déficit y las reformas.

Pese a reivindicar las medidas anticrisis tomadas por la Generalitat, ha reconocido que Catalunya es una de las comunidades más endeudadas, y ha asegurado que, con una mejor financiación, los ajustes que ha tenido que hacer Catalunya hubieran tenido menor impacto en la población.