La ministra de Empleo, Fátima Báñez, juega al futbolín con el presidente del PP andaluz, Javier Arenas (i). | Jorge Zapata

0

Empleo mantendrá abiertas todas las vías de diálogo con los agentes sociales hasta que el Consejo de Ministros apruebe definitivamente la reforma laboral. Un día después de vencer el plazo para que empresarios y sindicatos profundizaran en un pacto sobre la reforma laboral, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, trabaja «intensamente» en el anteproyecto de Ley de reforma del mercado laboral, según han informado a fuentes del Ministerio.

Aunque no hay prevista ninguna otra reunión, la comunicación seguirá abierta hasta que se apruebe definitivamente el texto del anteproyecto de ley que deberá presentarse en el Congreso en el primer trimestre.

71 enmiendas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que «buena parte» de los cambios que introducirá «pronto» en el mercado laboral se encuentran recogidos en las 71 enmiendas que el PP presentó al proyecto de Ley de reforma laboral que el anterior Ejecutivo llevó al Parlamento a mediados de 2010 y que no fueron introducidas.

De acuerdo con el contenido de estas 71 enmiendas, la reforma laboral podría extender el contrato de fomento del empleo, con una indemnización de 33 días por año trabajado, regular un procedimiento general de descuelgue de convenios colectivos mediante acuerdo entre el empresario y los representantes de los trabajadores o dotar de mayor flexibilidad interna a la empresa.

Según fuentes próximas al Ejecutivo, el Ministerio de Empleo centrará su reforma laboral en flexibilizar la contratación y descarta, al menos por ahora, entrar en la indemnización por despido. Lo que ya se da por seguro es que se ha desechado abaratar el despido creando «un contrato de crisis».