0

El vicepresidente de la CEOE y presidente de CEIM, Arturo Fernández, afirmó ayer que el Gobierno debería legislar ya una reforma laboral y no esperar más a que sindicatos y empresarios alcancen un acuerdo, pues las posturas entre ambas partes están «bastante alejadas».

«Yo creo que tiene que legislar, visto cómo está, para qué vamos a andar con más paños calientes. Esto es marear la perdiz. Aunque la voluntad y la intención están ahí, las posturas están bastante alejadas», subrayó Fernández, que recordó que sindicatos y empresarios no llevan negociando ocho días, sino dos años.

Por otra parte, Arturo Fernández señalado que es necesario poner en marcha un nuevo contrato indefinido, con una indemnización por despido improcedente de 20 días por año trabajado, con un límite de un año, y de que las empresas puedan congelar los salarios de sus trabajadores durante este año y el próximo. «No hay que pensar que por tener una nueva legislación laboral y un contrato de 20 días mañana vayamos a crear empleo, pero es sentar las bases de un futuro», puntualizó Fernández.