3

La prima de riesgo de España, que mide el diferencial entre el bono nacional a diez años y el alemán del mismo plazo, bajaba a media sesión de 300 puntos básicos, lo que no ocurría desde el 13 de octubre.

Así, a las 14,40 horas este indicador marcaba un mínimo diario de 298,19 puntos básicos, debido a la caída en la rentabilidad del bono español, que caía a media sesión hasta 5,17 % desde el 5,64 % de la apertura, y al leve repunte en el rendimiento del bono germano, que se elevaba hasta el 2,18 % desde el 2,15 % precedente.

Las expectativas ante la reunión que celebran a esta hora el presidente de Francia y la canciller alemana, de la que se esperan medidas concretas para garantizar la supervivencia del euro, mitigaban las presiones sobre el mercado de deuda soberana europea.

El encuentro, previo al Consejo Europeo del viernes, podría contribuir a reducir las diferencias que ambos dirigentes mantienen sobre la reforma de los Tratados de la Unión Europea para que los miembros de la zona del euro cumplan los objetivos de déficit y de gasto público.

Tras alcanzar el 17 de noviembre su cota más alta desde la creación del euro, 499 puntos básicos, el riesgo país de España comenzó entonces una moderada tendencia bajista que le ha llevado a perder en menos de tres semanas 200 puntos básicos.

Por lo que respecta a España, este indicador de la confianza de los inversores en la deuda soberana nacional no bajaba de los 300 puntos básicos desde el 13 de octubre, un día después de concluir la sesión en 292 puntos básicos.

Otros países del entorno monetario estrechaban también sus diferenciales con el bono alemán, de modo que la prima de riesgo de Italia caía hasta 390 puntos básicos desde los 461 de la apertura, la de Francia alcanzaba los 100 puntos básicos frente a los 114 precedentes, y la de Bélgica se reducía a 224 desde los 252 anteriores.

Grecia y Portugal, por su parte, no gozaban del alivio proporcionado a la deuda soberana europea por Merkel y Sarkozy, ya que la prima de riesgo griega superaba los 3.000 puntos básicos y la de Portugal subía a 1.175.