Imagen de la sede central del Banco de Valencia, en la ciudad del Turia. | JUAN CARLOS CARDENAS

3

Las acciones de Banco de Valencia volvieron a cotizar con una caída del 8% tras anunciar la entidad que podría ampliar capital por hasta 60 millones de euros, si bien esta cantidad podría no ser suficiente para cubrir sus necesidades de capital.

Banco de Valencia regresó al parqué a un precio 0,83 euros. El pasado viernes, ya que en la jornada de ayer no llegaron a cotizar, las acciones de Banco de Valencia cerraron a un precio de 0,87 euros, con un descenso del 1,87%.

Los títulos de la entidad valenciana fueron suspendidos cautelarmente por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) antes de apertura del mercado al concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre dicho valor.

Ampliar capital

En un comunicado al regulador bursátil, Banco de Valencia afirmó que podría ampliar capital hasta 60 millones de euros, si bien admitió que esta cantidad «pudiera no cubrir las necesidades de capital», lo que le llevaría a tener que adoptar acuerdos adicionales para cubrir dichos «desfases».

La entidad financiera, integrada en Banco Financiero y de Ahorros (BFA), la matriz de Bankia, admite que en este momento no le es posible determinar las necesidades de recapitalización o saneamiento requeridas como resultado de la inspección que el Banco de España mantiene abierta en el banco.

No obstante, precisa que el consejo de administración tiene la delegación de su Junta General de Accionistas para poder aumentar el capital social de la entidad hasta un importe nominal de 60 millones de euros.