Los portavoces de los grupos parlamentarios, tras la reunión mantenida ayer en el Congreso. | Efe

0

La prima de riesgo española subió ayer hasta los 341 puntos básicos, frente a los 336 del viernes, ante la incertidumbre del mercado respecto a los acuerdos que adoptarán los líderes europeos en la cumbre de mañana miércoles.

El rendimiento del bono español a diez años cerró en el 5,527%, en tanto que el bono alemán con vencimiento al mismo plazo se situó en el 2,118 %.

Las dudas respecto a Italia, que aparece ahora como principal foco de tensión de los inversores dado su elevado nivel de deuda pública, arrastraron ayer a los bonos españoles, y los diferenciales de ambos países crecieron de modo parejo.

Las palabras este fin de semana del presidente francés Nicolás Sarkozy, en las que situaba a España «fuera de la primera línea de fuego de la crisis» no sirvieron para abrir el apetito en la deuda soberana española de los inversores.

El subdirector de la mesa de deuda de Ahorro Corporación, Javier Ferrer calificó la sesión de ayer como «tensa y llena de frialdad» a la espera de lo que se decida en la reunión de mañana.

El Tesoro Público intentará captar mañana entre 2.500 y 3.500 millones de euros en letras a tres y seis meses.
Repunta la Bolsa

El Ibex 35 ha repuntado un 1,18% al cierre de jornada y se ha situado cerca de la cota de los 9.000 puntos (8.957,1 enteros).

Gamesa (+6,88%), Arcelor Mital (+5,64%), Técnicas Reunidas (+5,07%), Abengoa (+3,47%) y Acerinox (+3,25%) tiraron de selectivo a lo largo de la jornada. Los grandes del Ibex 35 cerraron con subidas. Santander y BBVA subieron un 1,56% y un 1,75%, respectivamente, mientras que Telefónica repuntó un 0,76% e Iberdrola, un 1,21%.

La analista Victoria Torre cree que mañana pueden despejarse varias incertidumbres, como la quita que va a soportar la deuda griega o cómo se va a abordar la recapitalización financiera.