Jóvenes rumanos, acampados junto al trasvase Tajo-Segura en Albacete. | Manu - EFE - EFE

8

La Comisión Europea (CE) decidió ayer permitir a España que restrinja la entrada de trabajadores rumanos hasta finales de 2012, tras tener en cuenta la «dramática situación» que atraviesa el mercado laboral español.

El Ejecutivo comunitario ha dado luz verde a la petición realizada por el Gobierno español el pasado 28 de julio, en la que detallaba las restricciones temporales que proyectaba aplicar a los trabajadores de origen rumano, según informó la CE en un comunicado.

1 de enero de 2013

La Comisión Europea permitirá que España pueda aplicar hasta el 31 de diciembre de 2012 dichas restricciones, consistentes en volver a requerir permisos de trabajo a los ciudadanos rumanos que quieran venir a trabajar al país.

Los trabajadores rumanos en España están «fuertemente afectados por el desempleo», con una tasa de paro de hasta el 30%, señala la Comisión, que también subraya que durante el primer trimestre del año había en este país 191.400 rumanos en el paro, lo que supuso el segundo mayor grupo de desempleados tras los españoles.

El número de rumanos residentes en España era de 823.000 en enero de 2010, frente a los 388.000 del mismo mes de 2006, según datos de la Comisión.

La nuevas restricciones no afectarán a los ciudadanos rumanos que trabajan ahora en España.