4

La prima de riesgo española tocaba hoy un nuevo máximo intradía desde la creación del euro y llegaba a los 416 puntos básicos coincidiendo con la apertura de la sesión bursátil, perjudicada un día más por la desconfianza de los inversores en la economía europea.

Así, el precio extra que los inversores exigen por comprar deuda española en vez de alemana, volvía a subir después de la decepción que luego derivó en pánico que se vivió ayer en los mercados cuando el Banco Central Europeo comunicó que no va a comprar deuda española ni italiana, sino sólo irlandesa y portuguesa.

El rendimiento que tiene que ofrecer el bono español a diez años para que los inversores lo compren en lugar del alemán subía al 6,400 %, frente al 6,284 % de ayer, igual que el alemán, que avanzaba hasta el 2,300 % desde el 2,240 % previo, según datos del mercado secundario.

La clave de la jornada estará hoy en Estados Unidos, donde se publicará el dato de desempleo de julio, esperado con ansia por inversores de todo el mundo pues es el mejor indicador de la evolución de la primera economía mundial.

En el resto de los países periféricos de la zona del euro, Grecia veía caer su riesgo país hasta los 1.239 puntos básicos, desde los 1.248 de ayer, al contrario que Irlanda, que lo situaba en 792 frente a los 787 de la víspera.

También Italia ampliaba el diferencial de su bono con el germano, hasta los 408 puntos básicos, frente a los 389 previos, en tanto que Portugal abría en 897, por encima de los 865 de ayer.

Los seguros de impagos de deuda (CDS) de España subían en los primeros minutos de la sesión a 417.410 dólares anuales para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares en bonos españoles a 10 años.

En cuanto a los futuros, los contratos que se negocian sobre la deuda alemana subían hasta el 133,58 %, frente al 132,79 % previo, mientras los que predicen el comportamiento de la deuda estadounidense parten hoy desde el 128,15 %.