El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, durante la rueda de prensa. | FRANK RUMPENHORST

0

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, anunció ayery que la entidad monetaria decidió mantener el controvertido programa de compra de deuda pública y consideró que son necesarios más incrementos de los tipos de interés lo que provocó que la Bolsa española registró la mayor bajada del año, el 3,89 %, y perdió el nivel de los 8.700 puntos por el miedo a la desaceleración de las economías europea y de EEUU y por la caída de las plazas internacionales en esta sesión, en la que la prima de riesgo rozaba los 400 puntos básicos.

En la conferencia de prensa en Fráncfort tras la reunión mensual del consejo de gobierno del BCE, en la que se decidió mantener los tipos de interés en la zona del euro en un 1,5 por ciento, Trichet anunció también una operación extraordinaria de inyección de liquidez mediante préstamos a los bancos comerciales en la eurozona a seis meses.

El BCE compró bonos soberanos de Portugal e Irlanda, según algunos operadores de los mercados para rebajar la presión sobre España e Italia.

La decisión de adquirir bonos representaría la primera vez que el BCE aplica el programa de compra de deuda pública de países de la zona del euro en el mercado secundario desde finales del pasado marzo a pesar de las presiones de este mes de julio.

Trichet explicó que el consejo del BCE decidió sin unanimidad mantener este programa de compra de deuda pública, que ha sido criticado por la línea más ortodoxa dentro de la entidad, que es defensora a ultranza de garantizar la estabilidad de precios y la representan principalmente los alemanes.