Pello Urizar, secretario general de EA y portavoz de Bildu, ante la Cámara. | ANDREA COMAS

0

Bildu pidió ayer al PSOE y al PP que entiendan que su apuesta «por la paz» beneficia «a todos», tanto a la sociedad vasca como a la española, y advirtió que si la Justicia impide su presencia en las elecciones del 22 de mayo supondría «devaluar el conjunto del sistema democrático».

El dirigente de Alternatiba y uno de los portavoces de Bildu, Oskar Matute, hizo esta petición en las puertas del Congreso, donde lamentó que, a pesar de que las listas de Bildu «son impolutas» y han cumplido la ley, el Supremo las haya prohibido y les haya dejado «fuera del juego electoral».

Por su parte, el secretario general de EA y también portavoz de Bildu, Pello Urizar, expresó su confianza en que el Constitucional «repare el daño» hecho por el Supremo a instancias de la Fiscalía y la Abogacía, que han actuado, dijo, «por orden del Gobierno del PSOE en gran medida presionado por el PP».

Criminalización

Ante decenas de periodistas convocados frente a la Cámara Baja, Urizar advirtió que «no es sostenible» la pretensión de «criminalizar» a una parte «cada vez mayor» de la sociedad vasca.

Las declaraciones de los portavoces de Bildu tuvieron lugar en la calle tras la prohibición del presidente del Congreso, José Bono, de que las dependencias de la Cámara acogieran esta rueda de prensa convocada por ERC e ICV.

Bono también prohibió expresamente la entrada al Congreso al candidato independiente Martín Garitano, por entender que es uno de los «testaferros de Batasuna».

Por el contrario, tanto CiU como el PNV consideraron un error la decisión.