El ministro de Industria, Miguel Sebastián, durante la rueda de prensa que ofreció ayer. | Efe

35

Las principales organizaciones de consumidores han asegurado que las medidas para reducir costes eléctricos, aprobadas ayer por el Consejo de Ministros, no impedirán que el precio de la luz se incremente a partir del uno de enero. Así lo aseguraron han asegurado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) y la Unión de Consumidores de España (UCE) en sendos comunicados, en los que consideran «intolerable» que, en estos momentos de crisis, la factura eléctrica suba en torno a un 10 por ciento.

El Gobierno, que todavía no ha anunciado un porcentaje concreto de subida, aprobó ayer un Real Decreto para incluir, entre otras cosas, un peaje de 0,5 euros por megavatio hora (MWh) que tendrán que pagar todas las empresas que generen electricidad. Con ésta y otras medidas, pretende reducir 4.616 millones en los costes del sistema eléctrico hasta 2013 y evitar subidas de la luz «inasumibles», al tiempo que controla el déficit de tarifa, el desajuste que se produce porque los costes del sistema son mayores que los ingresos.

Según el ministro de Industria, Miguel Sebastián, esta medida permitirá racionalizar los costes del sistema y reducir el déficit de tarifa. La contención del déficit de tarifa junto con el ahorro de costes del sistema ayudarán a que si el petróleo se sigue encareciendo en los próximos años, y con ello, el coste de la electricidad aumenta, no se traslade en su totalidad a la tarifa eléctrica.

Denuncia

Las asociaciones de consumidores denuncian, sin embargo, que a pesar de estas medidas la tarifa eléctrica se incrementará y matizan que «cualquier subida que supere el IPC no es aceptable» para los españoles. El presidente de la UCE, José Angel Oliván, señala en una nota de prensa que «estas reformas no hacen otra cosa sino evidenciar la inestabilidad del sistema vigente y la necesidad de implantar un modelo estable».

En el mismo sentido se manifiesta CECU, que cree «básico» que se busque una salida para evitar un incremento del precio de la luz «tan desproporcionado» y ve «esencial» que se alcance un pacto de Estado en materia energética. Por último, la OCU reconoce que la aprobación de este Real Decreto contribuirá a reducir en un futuro la parte de tarifa regulada, pero insiste en que no impide la subida de enero.

Para evitar el encarecimiento de la electricidad, en la web de la OCU se recogen firmas de consumidores «hartos de que suban la luz», con las que en los próximos días pedirán al Gobierno la congelación de las tarifas.