0

Los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, aseguraron que dependerá del Gobierno el que los sindicatos vuelvan a convocar una nueva huelga general y urgieron a los políticos que negocian la reforma de las pensiones que sean «claros» en la edad de jubilación.

Méndez y Toxo hicieron estas declaraciones durante la concentración que tuvo lugar hoy frente al Ministerio de Economía y Hacienda de Madrid, que congregó a cerca de un millar de personas, según fuentes policiales.

La concentración madrileña, que se enmarca dentro de la segunda jornada de movilizaciones europeas contra las políticas de los gobiernos de la UE para atajar la crisis, se une a las múltiples manifestaciones producidas hoy en diversas capitales de provincia.

Méndez recordó que todos los grupos parlamentarios del Congreso, a excepción del PSOE, se han manifestado «por activa y por pasiva» contra la elevación obligatoria de la edad de jubilación a los 67 años por lo que les urgió a que no sean ambiguos en sus recomendaciones del Pacto de Toledo y «lo dejen claramente puesto para que no haya ningún tipo de equívoco».

Además, confió en que la gran manifestación del próximo sábado contra los recortes sociales y laborales aprobados por el Gobierno haga cambiar el rumbo al Ejecutivo ya que la «clave» está en el Gobierno y «si no es así habrá un aumento exponencial de la respuesta social y sindical en España».

En el mismo sentido, Toxo indicó que el conflicto social «sigue abierto» y la huelga general del 29 de septiembre «no fue la estación final de nada», como -en su opinión- tampoco lo será la manifestación del día 18 cuyo objetivo es «parar los pies al Gobierno con la reforma de la Seguridad Social».

«Del Gobierno depende, y sólo del Gobierno que en este país la movilización continúe de forma creciente en las próximas semanas. Cada uno que le ponga los apellidos que quiera, pero los sindicatos saben de qué estamos hablando», advirtió.

Al respecto, hizo un llamamiento a todos los trabajadores y jubilados para que acudan masivamente a esta manifestación que se iniciará en la Plaza madrileña de Neptuno a las doce del mediodía.

Toxo fue tajante al asegurar que los sindicatos «no van a tolerar» que en España se acometa una reforma de las pensiones que retrase la obligatoriedad en la edad de jubilación porque «no es posible, es injusto y supondría condenar a medio millón de jóvenes cada año ha permanecer en el paro».

Por su parte, Méndez reiteró que el informe de recomendaciones que debe emitir el Pacto de Toledo debe ser «concreto» y no «elástico» ni estar «lleno de ambigüedades» para evitar que el Gobierno continúe con los «dictados» de los mercados financieros y de las agencias de calificación de riesgo, «que son los que toman la decisión última».

«Este país no se puede permitir este despilfarro democrático», dijo, tras apelar a la responsabilidad de los políticos que son los depositarios la soberanía popular.

También criticó el «cinismo» de los gobiernos de la Unión Europea al anunciar planes de austeridad para reducir el déficit público y van dirigidos a las clases trabajadoras, cuando éstas han sido «víctimas de la crisis financiera».

Asimismo Toxo apeló a la próxima Cumbre Europea de Jefes de Estado y de Gobierno de la UE para que aborde otras políticas para atajar la crisis, como con la imposición de una tasa bancaria a las transacciones financieras internacionales.

El presidente del Gobierno debe ganarse la confianza de la sociedad española y no «rendirse de forma sumisa a los movimientos especulativos», aseguró tras criticar la reunión que mantuvo Zapatero con las principales empresas españolas que -en su opinión- le «dictaron» las políticas económicas y «no representan al país».

«*Quién gobierna en este país el mandato de las urnas o quien no pasa nunca jamás por las urnas?», aseveró