0

El Gobierno y los partidos no dan validez al último comunicado de ETA, en el que llama a la comunidad internacional para que participe en la estructuración de un proceso democrático que dé solución al «conflicto» vasco, ya que el único que les importa es aquél en el que anuncien el abandono de las armas.

Trece días después de que hiciera pública su oferta de renunciar a las «acciones armadas ofensivas», ETA publicó ayer un comunicado en euskera en los diarios Gara y Berria, centrado en su agradecimiento a los firmantes de la llamada declaración de Bruselas -mediadores internacionales- por su trabajo.


El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no hizo referencia al comunicado en su intervención en el acto al que acudió en Gavá (Barcelona) en apoyo del presidente de la Generalitat, José Montilla. Fuentes del Gobierno y del PSOE señalaron que Zapatero no lo citó porque lo que importa ya no son los comunicados, sino que ETA abandone definitivamente las armas. El líder del PP, Mariano Rajoy, quien aseguró que «el único comunicado» de ETA que vale y que «interesa» es el que confirme su desaparición y el fin del terrorismo: «Sólo vale que ETA confirme su disolución».


Más de lo mismo


IU no quiso pronunciarse al respecto, ya que creen que el nuevo comunicado de la banda terrorista «es más de lo mismo», mientras que el coordinador general de Ezker Batua-Berdeak, Mikel Arana, valoró el «paso dado» por ETA y emplazó al Gobierno vasco «a mover ficha para hacer efectivo un proceso de paz».


Sobre este asunto también se pronunció el secretario general de Eusko Alkartasuna (EA), Pello Urizar, quien aseguró que «el camino emprendido hacia la paz no tiene vuelta atrás», aunque reconoció que «el escenario actual es todavía insuficiente» y requiere la aportación de todos, también del Gobierno.


La izquierda abertzale sí que ha saludado el último comunicado de ETA y ha considerado que se confirma que «por parte de los actores vascos nos encontramos inmersos en un proceso de paz y democrático de carácter irreversible», que lleve a un escenario donde los vascos decidan «de forma pacifica» su «futuro». También cree que ETA va en la buena dirección la red ciudadana por el acuerdo y la consulta, Lokarri.