0

La Bolsa española acumula hasta agosto pérdidas por valor del 15%, la mitad de lo que subió en 2009, cuando ganó casi el 30%, debido a los temores de los inversores ante el retraso de la recuperación económica, los problemas de algunas economías o las dudas sobre la solvencia del sector financiero.

En concreto, en lo que va de agosto el mercado español ha caído un 3,35%, con lo que sólo ha logrado cerrar en positivo en marzo y julio. Y es que en julio el mercado español subió el 13,50%, el mejor mes desde abril de 2009, cuando creció el 15,65%, gracias al efecto positivo de la publicación de las pruebas de solvencia de la banca.

Este avance del mercado español en julio se produjo a pesar de que la agencia de calificación de riesgos Moody's anunció que podría rebajar la nota de la solvencia del país, como hicieron Fitch y Standard & Poor's.