Imagen tomada ayer de la Plaza de Toros Monumental de Barcelona. | Toni Garriga

0

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha anunciado que su partido llevará una moción al Congreso de los Diputados para que las corridas de toros sean declaradas de Interés Cultural General con el objetivo de que el PSOE «se retrate y diga de una vez si es un partido nacional y si cree en los derechos y libertades y en la igualdad de todos los ciudadanos». Por su parte, fuentes del Ejecutivo han asegurado que el Gobierno no tiene en su agenda legislar sobre las corridas taurinas, ni para protegerlas ni para prohibirlas, aunque es «más partidario de convivir y coexistir que de prohibir».

Libertad

El dirigente del PP ha asegurado que con la proposición que van a presentar se va a hablar «de libertad» y manifestó que espera que allí «se retrate el PSOE, cosa que no ha hecho en la votación del Parlament catalán, y diga de una vez si es un partido nacional, si cree en la nación, en el estado de las autonomías, en los derechos y en la igualdad de todos los ciudadanos».

En relación con la decisión del Parlament catalán, el líder 'popular' ha hecho referencia al carácter político que ha marcado el debate y ha subrayado que «buscar como objetivo la diferenciación a costa de la libertad es inaceptable y jugar a dividir y separar no es lo que necesita hoy nadie, ni Cataluña ni el resto de España».

«No se puede anteponer cuestiones identitarias, búsquedas de diferencias absurdas restringiendo derechos y libertades de ciudadanos», ha insistido Rajoy, que se ha preguntado si «alguien puede imaginar que sea normal que una comunidad autónoma prohíba la caza o la pesca y la de al lado no la prohíba». En este sentido, señaló que quien quiera ir a los toros vaya y quien no quiera ir que no vaya».

Por su parte, fuentes del Ejecutivo han informado de que el Gobierno no tiene en su agenda legislar sobre las corridas de toros ni para protegerlas ni para prohibirlas. Asimismo, las mismas fuentes han subrayado que el Gobierno es «más partidario de convivir y coexistir que de prohibir», pero al mismo tiempo han expresado su respeto por la decisión que adoptó la Cámara catalana.