El líder del PP, Mariano Rajoy, a su llegada al Congreso el pasado miércoles. | Juan M. Espinosa

1

La reforma laboral superó el miércoles en el Congreso el trámite de las enmiendas a la totalidad, pero hasta ayer por la tarde los grupos tenían plazo para presentar sus enmiendas parciales a la reforma. Ayer se conocieron las del PP.

Con la enmienda que propone el PP, por la que se modifica el artículo 86 del Estatuto de los Trabajadores, no sería posible que colectivos como, por ejemplo, los trabajadores de Metro de Madrid, pudieran utilizar la huelga u otro tipo de protesta como mecanismo de presión durante la renegociación de un convenio colectivo que esté vigente, según reveló ayer la Cadena Ser .

Límites

Es decir, que lo que propone el principal partido de lo oposición es poner límites al derecho de huelga. Una cuestión que ayer, en el resumen de sus enmiendas que envió a la prensa, el PP evitaba mencionar.

Pero las propuestas del PP van más allá: quieren que, en caso de dificultades económicas, una empresa pueda descolgarse totalmente del convenio que le sea de aplicación. La reforma propuesta por el Gobierno limita el descuelgue en caso de problemas económicos a las subidas salariales que establezca en el convenio.

Además, el PP propone que el contrato con indemnización por despido de 33 días por año trabajado se generalice aún más de lo que quiere el Gobierno: con su propuesta, sólo quedarían excluidos quienes lleven menos de 15 días en el paro. El PP pone además sobre la mesa que el contrato en prácticas se desvincule a la formación o los estudios del trabajador.