Esperanza Aguirre pasa revista a una formación de la Asociación Histórico Cultural de Voluntarios de Madrid. | Efe

4

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguró que «la corrupción es algo consustancial a las instituciones» y aclaró que «lo importante no es que se produzca, sino lo que se hace para evitarla». Además, negó que se produjeran seguimientos a miembros de la política regional, en relación a los presuntos espionajes, entre otros, al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo.
En declaraciones a la Cadena Ser y en el Día de la Comunidad de Madrid, Aguirre declaró que «la corrupción es algo consustancial a las instituciones», por eso, «requiere una respuesta política desde el primer momento» tal y como, según dijo, ella ha hecho en la región. «Aunque les pese a mis adversarios, en los miles de folios del sumario ni nombre sólo aparece una vez y es para insultarme y decir que les impedía hacer sus negocios. Eso es lo que pasa, y la gente lo sabe perfectamente, y yo he cortado todas las cabezas de todos aquellos que pudieran estar presuntamente implicados en esto», sentenció.
Respecto a los presuntos espionajes realizados a algunos políticos en el ámbito madrileño, Aguirre aseguró con contundencia que «nadie ha espiado a nadie». Así, al concretar en los supuestos seguimientos al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, la jefa del Ejecutivo autonómico explicó que «por el posicionamiento de los teléfonos móviles se ha demostrado que nadie estuvo nunca en casa de Cobo».
«Esto se ha demostrado con toda claridad, porque es que vive fuera de Madrid, en Pozuelo, y no hay ni una sola llamada», argumentó la presidenta de la Comunidad de Madrid, quien emplazó, por tanto, a conocer «lo que digan los tribunales, y si alguien ha hecho algo incorrecto, y sobre todo, si esa incorrección es ilegal, caiga sobre él todo el peso de la ley», garantizó.
Preguntada por si estaría dispuesta a volver a la política nacional, la presidenta madrileña recordó que ya fue presidenta del Senado. «Es un honor para cualquiera que esté en política estar en política nacional», aseguró para añadir que «yo en este momento estoy en política regional».
Al conocer los datos de una encuesta publicada por el diario El País en la que aparece como la política madrileña con mejor valoración, Aguirre señaló que a este tipo de valoraciones «no les doy mucha importancia, ya que «dependen mucho de aquellos a los que no gustas, que te ponen un cero en vez de un 4,5». «Esto no son circunscripciones uninominales como en Inglaterra, donde se vota a la persona, sino que aquí se vota al partido», explicó.
Sobre la situación de la Justicia en España y, en concreto, sobre el magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, la dirigente popular dijo que «lo que no puede hacer un juez es dejar de aplicar la ley o interpretarla de forma que la viole. Los jueces están exclusivamente para aplicar las leyes, y si no les gustan, tendrán que instar al Parlamento a que las cambien».