1

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró al alza su pronóstico para la economía española en 2010 al augurar una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) del -0,4 por ciento, dos décimas menos de lo estimado en enero (-0,6%), mientras que mantuvo su previsión de crecimiento del 0,9 por ciento en 2011, en el marco de una recuperación de la economía global «más fuerte» de lo previsto. En esta línea, el FMI augura un crecimiento del 4,2 por ciento este año, tres décimas más de lo previsto en enero, mientras mantiene el pronóstico para 2011 en una expansión del 4,3 por ciento.

La actualización de la previsiones de la institución dirigida por Dominique Strauss-Kahn con motivo de la presentación del 'Informe de Perspectivas económicas' reduce la brecha respecto a las previsiones del Gobierno de 2010, para cuando el Ejecutivo español espera una contracción de tres décimas, aunque se mantiene claramente menos optimista de cara a 2011, cuando el Gobierno prevé un repunte del 1,8 por ciento del PIB.

A pesar de esta nueva mejora en los pronósticos del FMI, que ya en enero mejoraron en una décima sus perspectivas, España continúa siendo la única gran economía que registrará una caída del PIB este año, una situación que en el Viejo Continente solo comparten Grecia (-2%), Irlanda (-1,5%), Chipre (-0,7%), Hungría (-0,4%), Islandia (-3%) y Letonia (-4%).

En lo que respecta al desempleo, el FMI augura que las tasas de paro alcanzarán este año el 19,4 por ciento, más del doble del 8,4 por ciento previsto para el conjunto de las economías avanzadas y muy por encima del 10,5 por ciento previsto por la eurozona. No obstante, el Fondo espera una gradual reducción del desempleo a partir de 2011, para cuando la tasa de paro se situaría en el 18,7 por ciento frente al 8 por ciento anticipado para las economías desarrolladas y el 10,5 por ciento para la zona euro. Por otro lado, las perspectivas del FMI señalan que el decir por cuenta corriente de España alcanzará el 5,3 por ciento del PIB en 2010 y bajará dos décimas en 2011, hasta el 5,1 por ciento.

Desde el punto de vista de la inflación, los nuevos pronósticos de la institución internacional apuntan que los precios registrarán en España un repunte del 1,2 por ciento este año y un 1 por ciento en 2011, mientras que en la eurozona subirán un 1,1 por ciento en 2010 y un 1,3 por ciento el próximo año, por debajo del 2 por ciento y del 1,7 por ciento, respectivamente, que subirán en el conjunto de las economías desarrolladas.

La economía mundial crecerá el 4,2% este año

Por otro lado, el informe del FMI constata una fortaleza mayor de la prevista en la recuperación de la economía mundial, para la que augura un crecimiento del 4,2 por ciento este año, tres décimas por encima de su anterior estimación, mientras mantiene el pronóstico para 2011 en una expansión del 4,3 por ciento. Sin embargo, la institución subraya que, a pesar de esta mayor fortaleza, dicha recuperación registrará distintos ritmos, con debilidad en muchas economías avanzadas y con fuerza en la mayoría de las economías emergentes y en desarrollo.

«Entre las economías avanzadas, Estados Unidos repuntó con más fuerza que Europa y Japón. Entre las economías emergentes y en desarrollo, las economías emergentes de Asía se encuentran en vanguardia de la recuperación, pero el crecimiento continúa estando rezagado en muchas economías emergentes de Europa y algunas economías de la Comunidad de Estados Independientes», señaló el FMI, que advirtió de que «esta recuperación a distintas velocidades continuará».

De este modo, el FMI prevé que las economías crecerán un 2,3 por ciento este año, frente al 2,1 por ciento esperando anteriormente y un 2,4 por ciento en 201, mientras que el PIB de las economías emergentes repuntará un 6,3 por ciento en 2010 y un 6,5 por ciento el próximo año, tres y dos décimas, respectivamente, que en las previsiones publicadas en enero.

En concreto, la institución augura que EE.UU. crecerá un 3,1 por ciento en 2010 y un 2,6 por ciento en 2011, mientras que la zona euro prevé un crecimiento del 1 por ciento este año y un 1,5 por ciento el año que viene. En el caso de Japón el PIB aumentará un 1,9 por ciento en el presente año y un 2 por ciento en 2011, mientras en Reino Unido la economía se expandirá un 1,3 por ciento en 2010 y un 2,5 por ciento en 2001.

Medidas de consolidación fiscal

Asimismo, el FMI advirtió de que, en términos generales, la principal inquietud respecto a la recuperación de la economía es que al margen de maniobra de la política económica en muchas economías avanzadas ya que se encuentran «en gran medida agotado o es mucho más limitado», lo que expone las frágiles recuperaciones de estos países a nuevos 'shocks'.

En este sentido, la institución subraya que los riesgos vinculados al aumento de la deuda pública en las economías avanzadas «son ahora mucho más evidentes» y advierte de que a corto plazo «el principal riesgo, si no se combate, es que los temores del mercado en torno a la solvencia y la liquidez soberanas de Grecia puedan transformarse en una crisis de deuda soberana propiamente dicha y además, contagiosa».

De este modo, el FMI recomienda a corto plazo que, en vista de que la recuperación es frágil, el estímulo fiscal planificada para 2010 debe implantarse en su totalidad, excepto en las economías que se enfrentan a profundos aumentos de las primas de riesgo. «Estas economías necesitan comenzar ya la consolidación fiscal. De cara al futuro, si la evolución macroeconómica transcurre según lo previsto, la mayoría de la economías avanzadas deberían emprender una consolidación fiscal significativa en 2011», señaló el informe.