0

La Justicia francesa dejó ayer en libertad al presunto etarra, David Pla Martín, detenido el pasado viernes en Hendaya acusado de liderar el grupo de abogados desarticulado dos días antes. El Ministerio del Interior lo considera uno de los 'hombres fuertes' del aparato político de la banda terrorista y el máximo responsable de la estructura de apoyo a los presos de ETA.
Pla quedó en libertad después de pasar a disposición judicial puesto que la Justicia francesa entiende que no existen pruebas suficientes para relacionarle con las actividades de las que se le acusaba.
Por su parte, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba aseguró que «al tratarse del responsable de los temas de presos, es uno de los hombres fuertes dentro del aparato político».
Audiencia Nacional
En esta misma estructura estarían integrados el resto de los detenidos que ayer pasaron a disposición del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, quien acordó dejar en libertad a Erramun Landa Mendibe y José Luis Gallastegui Lagar tras tomarles declaración.
El fiscal Luis Barroso pidió ayer prisión para los abogados Jon Enparantza, Arantza Zulueta e Iker Sarriegui, y para Saioa Aguirre Arauco y Naia Zuriarrain Mendiguren, que trabajaban en sus despachos.
Además, Barroso solicitó la libertad bajo fianza de Juan María Jauregi y Asier Etxabe Azkue. Al décimo detenido, el ex etarra Domingo Aizpurua Aizpuru, alias 'Pitxas', el fiscal no le imputa ningún delito ya que ya fue condenado en Francia por el mismo delito.
Por otra parte, el ministerio del Interior comunicó ayer al presidente del EBB del PNV, Íñigo Urkullu, que uno de los abogados detenidos aconsejó a ETA quitarle la vida.
Jon Enparantza trasladó en una carta dirigida a la dirección de ETA que hubiera sido «mejor» atentar contra Urkullu que contra el empresario Inaxio Uria, que fue asesinado.