Dos pasajeros italianos esperan sentados en el suelo del aeropuerto de El Prat de Barcelona la salida de su vuelo, que tuvo que ser ayer cancelado. | Reuters - ALBERT GEA

0

Diecisiete aeropuertos del norte y este de España, entre ellos El Prat de Barcelona, el segundo en importancia, tuvieron que cerrar ayer durante unas horas debido a la nube de cenizas del volcán islandés.
Los aeropuertos de Palma, Menorca, Barcelona, Girona, Reus, Sabadell, Asturias, Santander, Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Pamplona, Logroño y Lleida, entre otros, cerraron durante horas, en una operación coordinada entre el gestor aeroportuario AENA y la entidad europea Eurocontrol.
La decisión seguía al cierre del sábado de siete aeropuertos del norte peninsular por espacio de una hora.
De los 5.066 vuelos programados ayer, se cancelaron 3.157, de ellos 1.980 con Europa y el resto en España.
Sólo en Canarias, las cancelaciones de vuelos registradas desde el jueves han afectado a más de 100.000 pasajeros, lo que da idea del número de perjudicados.
En las islas de turistas que no pueden regresar según lo previsto a Centroeuropa, por lo que algunos touroperadores han organizado vuelos hasta la Península y desde allí han fletado autobuses a los países de origen.
Pero muchos ciudadanos tuvieron que optar por quedarse en sus casas o utilizar el coche particular o alquilado, el autobús o el tren como alternativa.
Así, Renfe anunció el refuerzo de sus servicios con 3.400 plazas adicionales, y algunas compañías de autobuses han incrementado también la oferta.