0

El presidente del PP, Mariano Rajoy, arremetió duramente contra la política de inmigración del Gobierno y solicitó que se modifique la Ley de Extranjería. En este sentido, se refirió a la localidad de Vic, cuyo Ayuntamiento pretende no empadronar a los inmigrantes sin papeles, de la que dijo que su decisión demuestra la «demagogia» del Ejecutivo en esta materia. Por su parte, el secretario general de ERC, Joan Ridao, considera que «hay que dar tiempo» a la localidad catalana para que corrija su decisión.

Durante la clausura de la XV Interparlamentaria del PP que se celebró este viernes y sábado en Palma, Rajoy señaló que el Ejecutivo utiliza la «demagogia» en materia de política de inmigración, después de que el Ayuntamiento de Vic anunciara su intención de no dejar empadronar a los inmigrantes en situación irregular y varios miembros del Gobierno criticaran esta decisión.

«¿Os acordáis de los 'papeles para todos', de las regularizaciones masivas y de una política suicida, de una modificación de la ley que no sirvió para nada?», preguntó el líder del PP, quien contestó que «hemos pasado ahora a que sus propios compañeros de partido y sus socios, que apoyaron su actuación y su legislación, estén haciendo todo lo contrario».

Cosas mal hechas
En este sentido, aseguró que «cuando las cosas se hacen mal, acaban notándose», y que las leyes «están para cumplirse», por lo que solicitó al Gobierno que modifique la Ley de Extranjería. «La Ley hay que modificarla y espero que en este momento, vistos los efectos de la demagogia que llevan haciendo durante años, modifiquen la ley, se avengan a razones y cambien su política para no generar más problemas al conjunto de los ciudadanos», concluyó.

Por su parte, el secretario general de ERC, Joan Ridao, consideró que hay que «dar tiempo» al Ayuntamiento de Vic, formado por CiU, PSC y ERC, para que pueda «acabar de considerar y corregir una decisión» sobre su decisión inicial de no empadronar a inmigrantes 'sin papeles' en la ciudad. «El propio Ayuntamiento ya ha dicho que acatará lo que diga una instancia jurídica superior», recordó Ridao.

«Creo que conocer la realidad de tu municipio no es un motivo de desorden, sino una condición imprescindible para el arraigamiento». En este sentido, el secretario general de ERC cree que «no hubiese sido posible» que el Ayuntamiento de Vic «fuese modélico en materia educativa, por ejemplo, si no hubiese tenido una realidad perfectamente conocida con un instrumento como es el padrón».