Mercedes Clase C 300 e, híbrido enchufable de tercera generación

| Palma |

Valorar:
El Mercedes Clase C 300 E puede cargarse del 10 al 100 por cien en solo hora y media.

El Mercedes Clase C 300 E puede cargarse del 10 al 100 por cien en solo hora y media.

DaimlerAG - Global Communications Mercedes-Benz Cars Global phot

Mercedes-Benz ya recibe pedidos en España del nuevo Clase C 300 e que incorporala tecnología híbrida de tercera generación de la marca denominada EQ Power. Un modelo más con e que el fabricante alemán sigue incrementando su oferta en el segmento de los vehículos eléctrificados. Uno de los aspectos a destacar es que su batería se puede recargar en 1,5 horas y ofrece una autonomía en modo eléctrico certificada según NEDC2.0 de entre 51-59 kms, lo que le permite recibir el distintivo ambiental «0 Emisiones» de la DGT.

Hay que tener en cuenta que no se trata de un vehículo eléctrico 100 %, sino híbrico enchufable, por lo que su autonomía exclusivamente propulsado por su batería ofrece una duración muy aceptable.

Concesionario

Autovidal

Precios

Clase C300 E Berlina 52.900 €

Case C300 E Estate 54.325 €

Esta nueva variante combina un eficiente motor gasolina de cuatro cilindros y 211 CV con un motor eléctrico de 90 kW integrado con el cambio automático de nueve velocidades 9G-Tronic. A pesar de su austeridad en el consumo de combustible, su potencia combinada de 230 CV y su par combinado máximo de 700 Nm le confieren grandes dosis de dinamismo, siendo capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos (5,5 para la versión Estate).

FV EQ Stuttgart 2018Driven by EQ Stuttgart 2018

Unas prestaciones excelentes que parecen mas propias de un deportivo que de un modelo como es el que estamos hablando.

Gracias al cargador de a bordo con una potencia de 7,4 kW, la batería puede cargarse del 10 a 100 % SoC (estado de carga) en solo hora y media por conexión a un Wallbox si se aprovecha la potencia máxima. Un tiempo no demasiado elevado y que le permite disfrutar de una mayor funcionalidad.

Incorpora un sistema de gestión inteligente que evalúa datos de todos los sistemas de asistencia a la conducción, como sensores de radar, cámara y sistema de navegación para asumir un estilo de conducción anticipativo. Para maximizar la autonomía eléctrica, la gestión de la propulsión tiene en cuenta la topografía de la ruta, su cartografía y el tráfico y calcula el momento en que el conductor debería levantar el pie del acelerador (con el fin de aprovechar la inercia del vehículo al frenar para cargar la batería), cuándo y con qué frecuencia debe cambiarse de relación para ahorrar combustible y cómo debe controlarse la temperatura de servicio de todos los grupos para poder afrontar con eficiencia la próxima pendiente.

En cuanto al equipamiento, como es lógico coincide en líneas generales con el que ofrecen la mayoría de versiones altas de gama de la Clase C. No falta tampoco la presencia de materiales de gran calidad en su interior así como algunos detalles específicos de su configuración híbrida que permiten conocer el estado de carga de la batería.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.