Más tecnológico y práctico: Nissan Navara

|

Valorar:
preload
Una parte del paseo de la Colònia de Sant Jordi en un día de fuerte temporal nos ha servido como escenario ideal para este vehículo tan imponente atractivo.

Una parte del paseo de la Colònia de Sant Jordi en un día de fuerte temporal nos ha servido como escenario ideal para este vehículo tan imponente atractivo.

04-03-2017

El Nissan Navara es un vehículo ya veterano en esencia, que empezó a comercializarse en el año 1987, es decir, que acaba de cumplir 30 años. Aunque la marca japonesa lleva trabajando desde el año 1935 en pick-ups. Hasta llegar a esta cuarta generación, que es la que hoy nos ocupa, este modelo ha ido mejorando algunos aspectos, entre los que podemos destacar la seguridad y la tecnología aplicada, que están al nivel de las mejores berlinas del mercado.

El Renault Alaskan, que aun no se ha puesto a la venta, es una pick-up que derivará directamente del Nissan Navara. Como curiosidad, cabe decir que el nombre original de este modelo es Nissan Frontier, aunque dependiendo del mercado donde se venda, el nombre va cambiando. El nombre de Navara se utiliza en Europa, Latinoamérica y Australasia.

Indudablemente, el Navara no es un vehículo de uso diario, ya que sus casi seis metros de longitud dificultan bastante el poderlo aparcar con facilidad. Además, es un vehículo muy voluminoso para poder pasar de forma ágil por algunos sitios.

CARGA

Eso sí, para quien necesite un vehículo con mucha capacidad de carga, de cinco plazas, con fuerza y capaz de meterse por caminos sin asfaltar, éste es sin duda su vehículo ideal. No se nos puede olvidar que también se necesita una plaza de garaje XL.

Estéticamente, el nuevo Nissan Navara se caracteriza por contar con un diseño moderno y robusto, en el que destaca una parte delantera con faros con iluminación led. De esta parte anterior también cabe destacar los parachoques voluminosos y en forma de cuña, situados justo debajo de una parrilla delantera cromada.
La parte posterior del pick-up es mucho más sencilla, con un parachoques también cromado y con unas luces mucho más simples situadas en posición vertical.

MOTOR

El motor de este modelo es un cuatro cilindros turbodiésel de 2,3 litros, que está disponible en dos potencias diferentes, una de 160 CV y otra de 190 CV, que es la que hemos probado nosotros. Lo que distingue uno y otro propulsor es que este último cuenta con doble turbo, con la consecuente mejora considerable de la cifra de par.

Se trata de un propulsor que transmite mucha fuerza al vehículo, con lo que es posible mover mucha carga. Las prestaciones en sí también son realmente sorprendentes para un vehículo de estas dimensiones y peso, ya que tarda sólo 10,8 segundos para pasar de 0 a 100 Km/h y su velocidad máxima es de 184 kilómetros por hora.
En la recuperación tampoco se muestra perezoso gracias a incorporar unas marchas más bien cortas. En sexta sí que le cuesta un poco más recuperar vueltas.

El consumo que anuncia la marca es bastante contenido, siempre teniendo en cuenta que se trata de un modelo muy voluminoso y pesado. Así, los 6,4 litros previsibles nosotros los hemos convertido en 7,6, cifra que se puede considerar como bastante buena. En el comportamiento en carretera es donde más se nota que es un vehículo pesado porque tiene reacciones más propias de un camión gracias al tipo de suspensiones.

INTERIOR

En cuanto al interior, éste prácticamente no se distingue del que pueda tener por ejemplo el X-Trail. De hecho, es muy amplio y cinco ocupantes pueden ir sentados sin ningún tipo de estrechez, lo cual se agradece.
El marcador dispone de una pantalla en el centro a color y en la consola central se encuentran los mandos del climatizador bizona y una pantalla de grandes dimensiones táctil desde donde se manejan algunos de los parámetros importantes del vehículo, además de disponer por ejemplo de navegador.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.