La marca ofrece una opción muy ajustada en materia de precio, equipamiento y prestaciones. | Xisco Tortella

0

El monovolumen líder en España y en Europa ha escuchado a los clientes profesionales. Atraídos por su diseño, su aprovechamiento de los espacios y su nivel de confort, muchas empresas y autónomos han mostrado interés por incorporar el Citroën C4 Picasso a su flota. La marca les ofrece el C4 Picasso BlueHDi 120 Business, una opción ajustada en materia de precio, equipamiento y prestaciones.

Este acabado tiene bajo el capó el nuevo motor diésel BlueHDi 120, de última generación. Su innovadora línea de escape, constituida por un catalizador de oxidación, un módulo SCR y el filtro de partículas logra reducir hasta un 90% los óxidos de nitrógeno y hasta el 99,9% de las partículas, además de recortar un 4% el consumo y las emisiones. Sus cifras son las de un motor de altas prestaciones, con 120 CV de potencia a 3.500 rpm y un par motor de 300 Nm a 1.750 rpm, para 3,8 l a los 100 Km y unas emisiones de CO2 de 100 g/Km.

En materia de equipamiento, ofrece, entre otros, ayuda al estacionamiento trasero, freno de estacionamiento eléctrico, ayuda a la salida en pendiente, pantalla táctil de 7”, volante en cuero, regulable en altura y profundidad, bandejas tipo avión en los respaldos de los asientos delanteros, climatización automática bizona y llantas de aluminio de 16”.

El Citroën C4 Picasso BlueHDi 120 Business, junto al C4 Picasso BlueHDi 150 S&S, disponible en versiones manual y automática, forman la oferta la gama de este modelo autorizada para el servicio de taxi dentro del Área de Prestación Conjunta de Madrid.