Citroën Grand C4 Picasso, un familiar muy tecnológico

|

Valorar:
preload
La parte delantera del vehículo sigue la misma línea que la versión de cinco plazas, la cual es muy moderna y atractiva, la mires por donde la mires.

La parte delantera del vehículo sigue la misma línea que la versión de cinco plazas, la cual es muy moderna y atractiva, la mires por donde la mires.

06-04-2014

El nuevo Citroën Grand C4 Picasso se ha puesto a la venta hace algún tiempo y supone una actualización del modelo anterior; en este encontramos gran cantidad de avances tecnológicos que aportan practicidad y más seguridad a partes iguales.

El hecho de tener un modelo de siete plazas entre el Picasso y el C8 es una variante interesante ya que sin tener una longitud excesiva ni unas sexta y séptima plazas muy prácticas para hacer grandes viajes con personas adultas en sus asientos, sí que te saca de un aprieto cuando decides hacer un tramo con más de cinco ocupantes.

En cuanto a la estética, la parte delantera es prácticamente que la del modelo C4 Picasso, con unos faros muy rasgados, que recuerdan a los que siempre ponen a las naves espaciales, los cuales le quedan muy bien. La parte posterior es radicalmente diferente a la del modelo inferior, con unos pilotos de dimensiones considerables, bicolor, que recuerdan un poco a la estética de los Lexus, por ejemplo.

MOTOR
El motor que hemos probado es el e-HDi de 114 CV con cambio de marchas automático de seis velocidades, que también permite que se conduzca manualmente cambiando las velocidades con las levas del volante, aunque el comportamiento no es exactamente el mismo que el de un vehículo con cambio manual.

El propulsor cuenta con la potencia algo justa, cosa que se nota bastante sobre todo en la aceleración, que resulta algo limitada. 12’6 segundos para pasar de 0 a 100 Km/h es una cifra justa. En la recuperación el motor también se muesra un poco perezoso. Cuando el vehículo va lanzado, no obstante, se puede decir que las prestaciones convencen más.

El comportamiento en carretera es el propio de un vehículo de su volumen y peso, con unas suspensiones más bien blandas, pero que no penalizan demasiado al vehículo en curva. Obviamente, no entra igual que un automóvil con el centro de gravedad más bajo.

INTERIOR
El interior se caracteriza por contar con unos acabados mejorables en algunos aspectos, ya que los plásticos se encuentran demasiado presentes. En lo que no cabe duda que han trabajado los ingenieros de la marca es en querer dar una impresión de mucho espacio para todos los ocupantes, lo cual se ha conseguido con creces. Tal vez la estética no ha acompañado tanto a esta sensación.

La comodidad de los ocupantes del vehículo viene refrendada por el gran número de posibilidades tecnológicas con las que nos obsequia el Grand C4 Picasso, ya que cuenta con opciones tan interesantes como la parte superior acristalada, con un sistema de cerramiento eléctrico, climatización separada para los ocupantes traseros, preinstalación de sistemas de entretenimiento para las plazas posteriores (pantallas), bandeja y luz de visión para los ocupantes de las plazas posteriores, etc.

En cuanto a las innovaciones tecnológicas que afectan a la seguridad también son abundantes y pueden ser tan interesantes como el aviso de cambio involuntario de carril (que avisa con una vibración en los cinturones), las cámaras que permiten una visión de 360º y que hacen que se pueda percibir cuando se acerca un vehículo desde cualquier ángulo. También nos avisa cuando nos acercamos al que nos precede.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.