La marca española lanza al mercado el primer modelo de su gama con el Sistema de Gestión Activa de Cilindros.

1

Buenas prestaciones, un precio competitivo gracias a las promociones existentes, un equipamiento al más alto nivel y un nivel de consumo y emisiones ciertamente muy reducido son la tarjeta de presentación que ofrece el nuevo Ibiza ACT. Una versión que llega al mercado con la innovadora tecnología de la desconexión de cilindros que le permite funcionar con tan solo dos de los cuatro que monta el motor y que conlleva un ahorro notable de combustible.

Disponible también en un modelo de Volkswagen, para Seat es la primera ocasión que se aprovecha esta tecnología en un vehículo de la marca. Y lo hace en el Ibiza, el modelo más vendido de la firma española en nuestro país, y en sus tres carrocerías disponibles, 5 puertas, SC y el station wagon ST.

En este caso este sistema tecnológico se aplica al motor 1.4 TSi ya utilizado en la gama –unicamente con cambio manual - que conserva el mismo rendimiento ya que desarrolla 140 cv con un par de 250 Nm pero reduce su consumo medio hasta los 4,7 litros con unas emisiones de 109 gramos/km que para un vehículo de este rendimiento, francamente, no está nada mal.

Las ventajas de este propulsor se centran en que, en un rango situado entre las 1500 y las 4000 r.p.m., y en unas condiciones de “llaneo” en el que no se busca aprovechar su máximo rendimiento, el motor funciona tan solo con 2 de los 4 cilindros, lo que le permite reducir el consumo de combustible entre 0,4 y 1 litro/100 km en comparación con la versión normal.

El Sistema de Gestión Activa de Cilindros ACT se activa entre 1.500 y 4.000 revoluciones, así como con pares entre 25 y aproximadamente 100 Nm, un amplio diagrama que, en el ciclo de conducción estándar, abarca casi todas las posibilidades. Unos actuadores electromagnéticos reciben una señal y las agujas se engranan en las ranuras para modificar la posición de las camisas ajustables sobre los árboles de levas. El extremo de cada una de las levas se ha mecanizado con dos perfiles adyacentes. Uno de ellos empuja las válvulas cuando el motor funciona con los cuatro cilindros activos, mientras que el otro rueda sobre los empujadores, para evitar que las válvulas se abran durante el giro de los árboles de levas. Las válvulas de admisión y de escape de los cilindros 2 y 3 se dejan cerradas y se corta el suministro de combustible en los mismos. Los cilindros activos 1 y 4 aumentan su eficiencia en cargas superiores. Cuando el conductor acelera fuertemente, ambos cilindros se activan de nuevo de forma imperceptible. Esto permite una mayor eficiencia y que el motor siga marchando de forma suave.

Sin embargo, la electrónica que es clave en este sistema, no funciona cuando el coche está frío, -para que la calefacción pueda alcanzar su temperatura con la mayor rapidez-, en bajadas cuando es importante para la seguridad aprovechar el freno motor, o bien si lleva a cabo una conducción irregular con constantes aceleraciones y deceleraciones, en las que se interpreta que el conductor quiere contar con el máximo rendimiento del propulsor.

Por lo que a los niveles de dotación disponibles, el Ibiza ACT se ofrece con los más completos como son el FR que incluye entre otros elementos asistente de arranque en pendientes, testigo de presión de neumáticos, radio CD-MP3 + mandos en columna de dirección + conexión Aux-in en consola central delantera + 4 altavoces, control de velocidad de crucero, ordenador de a bordo, llantas de aleación de 16” con neumáticos 215/45, toma de 12V en consola central, cierre centralizado, climatizador, elevalunas delanteros y traseros eléctricos doble salida del tubo de escape, volante FR, espejos exteriores eléctricos, calefactados, con posición parking y de color carrocería, faros delanteros cromados dobles, faros traseros con tecnología LED, faros antiniebla con función de luz estática de giro (cornering) y función Coming Home. Sin embargo, por apenas 150 € adicionales, podrá adquirirse con el acabado iTech que incluye entre otros elementos llantas de aleación, bluetooth, faros de xenón, etc lo que hace que no tenga sentido optar por la inferior.

Destacar por último que Seat ofrecerá en esta versión una campaña promocional que puede acercarse a los 5.000 € incluyendo los incentivos del plan Pive, los descuentos por financiación con la marca y la aportación de la misma por lo que el Ibiza ACT puede estar disponible con un precio muy atractivo.