Un momento del acto de este viernes. | M. À. Cañellas

Tras una crisis política que hizo tambalear el Pacte en pleno agosto, la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, ha presentado finalmente este viernes el patrocinio deportivo con el Real Mallorca, que implica que el campo de fútbol pase de llamarse 'Visit Mallorca Estadi' a 'Estadi Mallorca Son Moix'. «Se ve claramente la vinculación con la isla y el deporte», ha dicho Cladera en la sala de prensa del estadio, junto al CEO de Negocio del RCD, Alfonso Díaz.

El acuerdo deportivo, establecido para la vigente temporada, cuenta con un presupuesto de 1,5 millones de euros más IVA, que en la práctica equivale a los 1,8 millones que la Fundació Mallorca Turismo, gestionada por el PSIB, había acordado con el club mediante un acuerdo de patrocinio turístico. «Estoy satisfecha y contenta de llegar a este punto porque el Consell nunca había liderado un acuerdo de colaboración con el Real Mallorca para promocionar los valores del deporte y de la isla», ha afirmado Cladera.

La presidenta ha explicado que la base de patrocinio se basa en la colaboración con el club para que, a través de todos sus canales, difunda mensajes institucionales contra la violencia machista, la LGTBIfóbia, la lucha contra el acoso escolar y la inclusión en el deporte, entre otros. «Lo haremos con activos de alta visibilidad, como el nombre del estadio, las redes sociales y la publicidad en el campo, que serán un gran altavoz para decir lo que queremos», según ha explicado Alfonso Díaz.