Banderines en el camí de Son Rapinya, frente al colegio La Salle, este jueves por la noche.

Con la polémica de la bandera de España aún candente, la mediana del colegio La Salle de Palma luce este jueves noche con decenas de banderines españoles. Los banderines, en señal de apoyo a los estudiantes expulsados por negarse a retirar la insignia de su clase, se han colocado al mismo tiempo que la Selección disputaba un partido contra Japón y lograba su pase a octavos de final para el Mundial de Qatar.

Noticias relacionadas

La estampa ha sorprendido a conductores y transeúntes que pasaban por el camí de Son Rapinya, frente al colegio que se encuentra, aún una semana después, en el foco mediático. Este mismo jueves, según ha publicado en Twitter el líder de Vox, Jorge Campos, estudiantes de La Salle habrían vuelto a lucir la bandera española en clase, en una acción, esta vez, permitida por el protocolo al ser día de partido para la Selección española. Cabe recordar que la disputa del pasado viernes ocurrió en una jornada sin partidos para España y, por tanto, en la que no se permitía colgar insignias. Esto mismo alegó la profesora de catalán y contra ello se rebelaron los 32 jóvenes.

La asociación conservadora Hazte Oír ha lanzado una recogida de firmas (que alcanza las casi 30.000 en apenas tres días) para pedir el cese de la profesora de Catalán, basándose en que «el abuso de autoridad por motivos ideológicos de esta docente no quede impune». Mientas, esta misma semana, el Govern balear ha presentado ante la Fiscalía una denuncia por las amenazas que está recibiendo la profesora. Tras semejante repercusión y confrontación, el padre que denunció en Twitter el caso ha lamentado, a través de la misma plataforma, «haber usado un canal inadecuado para resolver un asunto interno», a raíz de tan alta repercusión.