El servicio de Urgencias de Son Llàtzer ha puesto en marcha un protocolo para el VIH con el fin de acelerar el diagnóstico y facilitar que las personas con infección accedan al tratamiento lo antes posible. | CAIB

«Estamos atendiendo al ritmo que podemos, no caben más». Son declaraciones de la coordinadora del Centro CAITS de Diagnóstico, tratamiento y prevención de infecciones de transmisión sexual, Julia Serra, en referencia a la espera, de más de cuatro meses, para acceder al tratamiento PrEP, la píldora que previene contraer el VIH y que responde al acrónimo en inglés de profilaxis preexposición. En el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, la Conselleria de Salut hace balance del servicio y señala que un total de 225 personas de Mallorca se han beneficiado del programa. La consulta iba a ponerse en marcha a principios de 2020 pero se vio interrumpida por la pandemia y finalmente empezó a andar en julio del año siguiente, ubicada en el Hospital General. Si bien al principio se estimó que habría unas 400 personas susceptibles de tomar el tratamiento preventivo, la lista ha ido creciendo sin poder asumirla al mismo ritmo. Y es que los criterios de indicación se han ampliado, «ahora básicamente es para cualquier mayor de 16 años que cumpla con los criterios de riesgo. Al principio era para mayores de 18 y se vio que muchos quedaban fuera», añade la doctora Serra.

La coordinadora del servicio explica que todos los que trabajan allí son internistas hospitalarios que acuden a la consulta por las tardes, tras su jornada, y «vamos muy justos». A su vez reconoce que «hay que ampliar pero no sé cómo». La voluntad, asegura, «es reducir la lista de espera» y el método es alargando el tiempo de seguimiento de los usuarios. «Lo que necesitan son controles pero sin tanta presencia médica, así se podrían incluir a más pacientes».

La Asociación de Lucha Anti-Sida de Balears (ALAS) advierte de que el problema no es del servicio sino de la Conselleria, «si no son suficientes para la población es normal que no los puedan atender en condiciones. Lo que no se puede pretender es atender a los usuarios que caben en un trasatlántico dentro de una barca de pescadores», señala el coordinador Joan Viver. Los dos consultados defienden la eficacia del tratamiento de profilaxis si se hace una buena adherencia aunque siempre debe ir acompañado de otro tipo de prevención, como es el uso del preservativo.

El apunte

El balance de 2021: 87 infectados por VIH y 46 nuevos casos de sida

Desde 2003 y hasta diciembre de 2021 se han diagnosticado 2.457 casos de infección por VIH en Mallorca, 87 fueron en el último ejercicio. Por otra parte, en la última actualización de datos, se incorporó a 46 personas que habían desarrollado el sida en la Isla. La tasa de enfermos por 100.000 habitantes sigue su tendencia en descenso y es del 0,8, la más baja desde el año 1985.