El frío será el protagonista de los próximos días.

Una masa de frío polar afectará a la Península en los próximos días y dejará nevadas en las cordilleras del norte y en el centro, así como heladas. Ante esta situación cabe preguntarse si esta situación meteorológica afectará a Mallorca. El portavoz adjunto de la Agencia Estatal de Meteorología en Baleares (Aemet), Miquel Gili, ha asegurado que aunque no se puede decir que la Isla vaya a tener temperaturas polares, sí que sufrirá los efectos de este fenómeno.

De este modo, las máximas estarán por debajo de lo habitual en esta época del año y no está previsto que se superen los 14º-16º; lo normal son 17º-18º. Por tanto, aunque hará frío, Gili ha insistido que nos será tan intenso como el que se espera en la Península, ya que allí afectará de forma más directa el aire frío procedente de Francia y «nosotros quedamos un poco más al margen».

Para este miércoles, 30 de noviembre, la predicción del tiempo en Mallorca anuncia intervalos nubosos con probabilidad de alguna precipitación ocasional en general débil. Las temperaturas nocturnas bajarán, se esperan unos 4º y lo habitual son unos 9º-10; mientas que las diurnas se mantendrán con pocos cambios.

El jueves, 1 de diciembre y día en que comienza el invierno meteorológico, se prevén intervalos nubosos con probabilidad de alguna precipitación ocasional. Las temperaturas seguirán con pocos cambios o en descenso las nocturnas. De cara al viernes y al sábado, Gili ha avanzado que no se descarta que pueda nevar en las cimas más altas de la Isla.