Día de lluvia en la Plaza España de Palma en una imagen de archivo. | Jaume Morey

Los restos del huracán ex-Martin llegan este martes a Baleares, procedentes de las Islas Británicas, aunque transformados en una lengua de aire frío que provocará viento fuerte y precipitaciones a lo largo de la semana. Las lluvias más intensas se esperan el viernes y sábado y servirán como preludio a una semana que viene que también se avecina lluviosa.

En concreto, según ha informado el portavoz de la Aemet en Baleares Miquel Gili, este frente atlántico está atravesando a principios de semana zonas de Galicia y del centro peninsular con precipitaciones intensas (por las que hay activados avisos amarillo y naranja) y una bajada de temperaturas. Pese a producirse en el otro extremo del país, los primeros coletazos de ex-Martin ya se están haciendo notar en las Islas este martes con nubes, chubascos débiles y aislados y un fuerte viento de ponent. Este último ha acarreado una subida de temperaturas, en especial, al sur de Mallorca, con mínimas la pasada madrugada de 20ºC en Campos o 19,8ºC en Palma, valores de entre siete y diez grados por encima de lo habitual. De cara al miércoles, la situación meteorológica se mantendrá hasta el mediodía, dando paso desde entonces a un cielo despejado -aunque con viento fuerte- que continuará el jueves.

Serán el viernes 18 y sábado 19 de noviembre los días en los que la lengua de aire frío impacten ya de lleno en Baleares con precipitaciones fuertes, bajada de temperaturas de hasta seis grados (con máximas de 20ºC y 18ºC) e intensas rachas de viento. Pese a ello, desde la Aemet de Baleares recalcan que la borrasca llegará a Baleares debilitada tras descargar en la Península durante toda la semana. «Por ahora no hay ningún aviso meteorológico previsto, aunque si se activa será seguramente el viernes o el sábado», declara Gili. Las previsiones apuntan a que el domingo 20 predominará el sol, pero será la excepción a una semana que viene que se aventura lluviosa y con temperaturas a la baja.