Los cursos de formación en los hoteles escuela se prolongarán de noviembre a finales de marzo. Las empresas se han marcado el objetivo de disponer de trabajadores para    2023. | ©Riu Hotels & Resorts

Cuatro cadenas de Baleares habilitarán hoteles escuela este invierno para formar a trabajadores de cara a la próxima temporada de verano, ante las dificultades que han tenido que afrontar este año por falta de personal o por no estar preparado para atender la demanda vacacional. La cadena Riu va a ser la primera en realizar el proyecto piloto en el Riu Playa Park, ubicado en la Platja de Palma. El director Corporativo de Formación de RIU, Pere Torrens, afirma que «el objetivo es tener trabajadores cualificados para dar el mejor servicio y ser más competitivos»-

Torrens, que fue durante tres años director del SOIB, afirma que la idea surgió con el director general de Modelo Económico y Empleo, Llorenç Pou, durante la pandemia. «Vimos que había unos fondos económicos que no se utilizaban en invierno y pusimos en marcha el proyecto, que culminará el próximo día 14 de noviembre con el primer curso de bar y comedor en el Riu Playa Park». Añade que el hotel será los próximos cinco meses un «centro de formación u hotel escuela, que operará subvencionado por el SOIB en dos líneas de trabajo. La primera está enfocada a una convocatoria de compromiso de contratación abierta para desempleados del sector turístico y la empresa, en este caso Riu, está obligada a contratar al 60 % de las personas que finalicen el proceso de formación».

Las cadenas hoteleras se han encontrado en la temporada de verano pasada con falta de personal de bar, comercio, cocina e informáticos. «Tanto el sector privado como el público usan fondos públicos de forma eficiente, transparente y gestión adecuada», explica. Al mismo tiempo señala que para esta línea de formación hay asignada por parte del SOIB una partida de 700.000 euros. Dentro de esta estrategia, el SOIB tiene un presupuesto de siete millones de euros hasta 2024 para proyectos de formación dual para los diferentes segmentos laborales de un hotel, pero principalmente para cocineros, en el que el límite de edad está en los 29 años para hacer estos cursos».

El director general Lloreç Pou apunta que esta estrategia complementa a los centros de formación establecidos, «pero la novedad estriba en que es el sector privado el que pide hacer los cursos de formación, ya que la finalidad es solventar el problema de falta de trabajadores». Pou indica que a parte de Riu hay otras cadenas, caso de Viva Hotels, THB e Iberostar, que «están preparadas para hacer cursos una vez evalúen los resultados de la experiencia piloto». Desde Meliá apuntaron ayer que la iniciativa «es muy positiva y la vamos a tener en cuenta, ya que en Dominicana contamos también con hoteles escuela».

Todas las cadenas han tenido serios problemas en los meses punta del verano por falta de personal en los departamentos de informática, atención comedores, bares y en cocineros. Pou afirma que lo que se quiere es «ligar la formación al empleo». Para el Govern la iniciativa de las cadenas hoteleras «es el mejor ejemplo de colaboración pública-privada para resolver los problemas que afectan, en este caso, al sector turístico por la falta de personal que se ha registrado durante toda la temporada de verano».