Los precios suben en todos los establecimientos.

La OCU ha instado al Gobierno a suspender «temporalmente» los impuestos vinculados a la energía y los relacionados con los productos básicos de alimentación saludable, además de proponer a la distribución llegar a acuerdos para realizar «compras colectivas» para contener los precios de los alimentos básicos. «Sabemos que los impuestos son necesarios y que cubren necesidades básicas, pero también creemos que temporalmente es la única medida eficaz y rápida para insuflar un poco de aire a los hogares que están muy maltrechos», ha reclamado la directora de comunicación y relaciones institucionales de OCU, Ileana Izverniceanu, durante la presentación del informe anual de precios de alimentos en los supermercados.

Izverniceanu ha reconocido que la tendencia es «pesimista» para los próximos meses, tras el sondeo realizado de los últimos cuatro meses en Madrid y Barcelona, que constata que los precios siguen subiendo, ya que los costes siguen elevándose «si no se les pone coto». Desde la OCU también han propuesto realizar compras colectivas de alimentos básicos, como se ha hecho en otros países europeos y ha realizado en otros sectores como la energía o las telecomunicaciones, por lo que hace un llamamiento a la distribución.

En el gráfico siguiente se hace mención a la cesta de productos frescos, a la cesta económica que incluye marcas blancas y a la nota que le da la OCU, que va desde 100 el supermercado más barato hasta 184 euros el más caro.

«Nos encantaría que la distribución nos escuchara para hacer una cesta de la compra de productos saludables con una contención de precios. Determinar con ellos una serie de productos esenciales y que estén en la cesta de la compra y llegar a una compra colectiva, como hemos hecho en otros sectores, y poder ofrecer a los consumidores productos básicos a precios razonables», ha explicado.

Los precios en los productos de alimentación han registrado una subida histórica tras dispararse un 15,2% desde el último estudio de supermercados, según el informe realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre el coste de la cesta de la compra, que ha detectado el mayor alza de precios de la alimentación en 34 años. La directora de comunicación y relaciones institucionales de OCU, Ileana Izverniceanu, ha destacado que este año se ha registrado una «subida histórica» en los precios de la alimentación.

«Además, este año el ahorro anual medio (en la cesta de la compra) no supera los 1.000 euros, se nota que se ahorra un poco menos que el año pasado, un 7,3% menos», ha explicado en rueda de prensa. De esta forma, una familia española puede llegar a ahorrar una media de 994 euros al año en la cesta de la compra, dependiendo del establecimiento que elija a la hora de realizar sus compras de alimentación. Para actualizar la información del estudio, la organización ha llevado a cabo un sondeo en Madrid y Barcelona con un número reducido de productos y supermercados en los últimos cuatro meses que han constatado que se mantienen esas subidas de precios y que pueden tener continuidad en los próximos meses.