Protestas en el Consolat. Los funcionarios de la Comunitat realizaron varias protestas ante el Consolat y otras dependencias del Govern en contra de la congelación de sus sueldos. El Ejecutivo tomó esta decisión cuando estalló la pandemia ya que Balears no había actualizado aun los sueldos. | Agustina Selene

53

Los 44.000 funcionarios del Govern balear cobrarán en enero de este año una partida extra de unos 20 millones de euros correspondiente a la congelación de sueldo que se aprobó en el año 2020 como consecuencia del estallido de la pandemia. El coronavirus llegó a la Isla en plena negociación del acuerdo salarial con los funcionarios y, ante el temor a un colapso de las administraciones, el Govern acordó no subir el sueldo a sus empleados ese año y subirlo parcialmente al siguiente.

Ahora les devolverá parte de ese dinero que les ha retenido durante estos años, el correspondiente a 2020, de forma que los trabajadores públicos recuperarán el poder adquisitivo perdido ese año. El Govern no tenía previsto abonar este dinero hasta que Baleares no recuperara los 21,7 puntos de PIB que perdió en el año 2020 durante la pandemia, pero finalmente alcanzó un acuerdo en la Mesa General del Empleado Público para que el abono se haga el próximo mes de enero.

Sube y baja

El Govern se vio obligado en 2020 a hacer una maniobra singular para que los empleados públicos no cobrarán más dinero que en 2019. El Gobierno había aprobado en sus Presupuestos una subida del 2 % para todos los empleados. El Govern quedó obligado por este acuerdo de Madrid, así que no le quedó más remedio que subir el salario en el sueldo base y los trienios, pero al mismo tiempo les bajó los complementos autonómicos.

Era una congelación salarial de facto que los trabajadores públicos rechazaron porque aseguraban que, en realidad, era una bajada de sueldo encubierta. En el año 2021, los empleados de la Administración pública vieron incrementado su salario en un 0,9 %, pero solo en el sueldo base y los trienios, no en los complementos autonómicos, que es lo que se pagará ahora. Este año ya se les ha aplicado el aumento del 2 % que decretó Madrid.

La congelación del año 2020 le supuso al Govern un ahorro de unos 20 millones de euros, que serán los que ahora se devuelven, y la de 2021, unos 18. El Govern justificó estas medidas en la necesidad de contratar a más empleados públicos en sanidad y educación para hacer frente a las necesidades de la COVID-19, unos 3.000 en total. Con el Pacte en el Govern, el sueldo medio de cada funcionario ha aumentado un 12 por ciento en este mismo periodo: unos 300 euros al mes tanto por los complementos como por el pago de la carrera profesional, que es una de las partidas más costosas.

El incremento salarial de los funcionarios vinculado al crecimiento del IPC fue una de las últimas decisiones del entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, antes de la moción de censura que aupó a Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno. El    Govern trabaja ahora en la aprobación de los Presupuestos para el año que viene, que deberá incluir la subida salarial de los funcionarios.