La lluvia ha vuelto a Mallorca. | T. Ayuga

9

Aumenta el riesgo de que llueva muy fuerte en Mallorca y la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha incrementado el nivel de alerta. En concreto, lo ha pasado a naranja y afectará a toda la Isla desde las 00:00 horas de esta próximo madrugada a las 20:00 horas del próximo jueves, 18 de agosto. Así lo ha dado a conocer el portavoz adjunto de la delegación territorial de la Aemet en Baleares, Miquel Gili. En este punto, ha precisado que se pueden contabilizar 40 litros de agua por metro cuadrado en sólo una hora.

A diferencia de lo que ha ocurrido este miércoles, este próximo jueves ya no lloverá barro sino que será agua limpia. Lo más probable es que las precipitaciones se produzcan por la madrugada, que haya una pausa y que vuelven por la tarde. Sin embargo, el aviso naranja seguirá activo todo el tiempo. Además, existe la posibilidad de que caiga granizo. Además, durante la tormenta se esperan rachas de viento de 50-60 kilómetros por hora. Las temperaturas seguirán a la baja y las máximas serán de unos 30º, lo habitual en esta época del año, aunque en algunos puntos podrían estar incluso por debajo. Se trata de unos 10º menos que este pasado domingo, cuando rozaron los 40º, e incluso los superaron en algunos puntos.

De cara al viernes, el tiempo en Mallorca tiende a mejorar, aunque por la tarde aún pueden caer algunos chubascos, según ha avanzado Gili. En el norte también se espera mala mar, con olas que no llegarán a los dos metros de altura. La estabilidad meteorológica será la protagonista del fin de semana, cuando ya no se esperan lluvias. Las temperaturas subirán y las máximas llegarán a los 32º-33º.

El apunte

Noche tórrida en varias zonas de la Isla

La noche ha vuelto a ser tórrida en varias zonas de Mallorca. En concreto, el termómetro no ha bajado de los 27º en el Puerto de Palma y en Capdepera. La Aemet también ha informado que las mínimas han sido de 26º en Pollença, Portocolom, Banyalbufar, el Puerto de Sóller, Campos y Salines.

Los expertos aseguran que a partir de los 20º existen dificultades para conciliar en sueño. Por tanto, se puede afirmar que la pasada noche ha sido complicada para muchos residentes en la Isla.