'Kolaha' propiedad del empresario saudita Khaled Jufali en Menorca. | Gemma Andreu

El puerto de Maó se ha convertido en el punto de encuentro de los yates más lujosos del Mediterráneo: el «Yasmine of the Sea» y el «Kolaha». Este último atracó el domingo por la noche en el muelle menorquín tras haber estado en Mallorca. No es la primera ocasión en la que estos barcos navegan por aguas baleares, ya que el «Yasmine of the Sea» estuvo en la isla mayor por última vez en 2020.

El «Yasmine of the Sea» fue propiedad de Abdullah bin Khalifa Al Thani, miembro de la familia real catarí y primer ministro del país entre 1996 y 2007. El yate de lujo de 80 metros de eslora, actualmente se alquila como chárter de lujo a un precio que puede rondar los 500.000 dólares semanales. Esta exclusiva embarcación navega bajo la bandera de Bahamas y tiene base en Mónaco. Está propulsado por dos motores diésel de 8.154 caballos de fuerza y la capacidad de los tanques de combustible es de 450.000 litros. Fue construido en 2001 en el astillero de Oceanco en Países Bajos.

'Yasmine of the Sea'
El megayate 'Yasmine of the Sea' maniobrando en el puerto de Maó

La llegada más reciente fue el «Kolaha», patrimonio del empresario saudita Khaled Juffali. Este magnate preside Khaled Juffali Company que esta temporada patrocinará a la UD Almería, que militará en Primera División de fútbol. También es vicepresidente de la mayor empresa de Arabia Saudí, EA Juffali and Brothers. El superyate de 63 metros de eslora fue diseñado por Andrea Vallicelli y construido por ISAYatch en Italia en 2010. Su lujoso interior diseñado por Patrick Knowless Designs tiene capacidad para 12 huéspedes y 14 tripulantes.