Estas nuevas viviendas visadas, 612 fueron plurifamiliares y 622 unifamiliares. | Archivo UH

9

El Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos (COAAT) de Mallorca ha visado 1.234 nuevas viviendas en la Isla durante el primer semestre de 2022, lo que supone un descenso del 24,2% con respecto al mismo periodo de 2021, en el que el número de viviendas visadas fue de 1.629, según han anunciado esta mañana el presidente del colegio, Luis Alfonso de León, y el secretario general técnico, Mateu Moyà.

La estadísticas del COAAT Mallorca reflejan que de estas nuevas viviendas visadas, 612 fueron plurifamiliares y 622 unifamiliares (aisladas o adosadas). «Esto supone un descenso del 40,8 % en las plurifamiliares y un aumento del 4,5 % en las unifamiliares», puntualizó el presidente.

Con estos datos, durante el primer semestre de 2022, se evidencia una importante reducción en los visados que afecta, especialmente, a la construcción de nuevas viviendas plurifamiliares, ya que se reducen a casi la mitad con respecto al mismo periodo del año pasado. Las unifamiliares (aisladas o adosadas) se mantienen estables.

Durante el primer semestre de 2022 se ha interrumpido la tendencia de más visados de viviendas plurifamiliares que de unifamiliares que teníamos desde 2018. Entre enero y junio, se han visado este año 10 viviendas unifamiliares más (aisladas o adosadas) que plurifamiliares. En 2021 se visaron 439 plurifamiliares más que unifamiliares.

El presidente del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Mallorca, Luis Alfonso de León, considera que «las consecuencias económicas provocadas por la guerra de Ucrania y la menor construcción de vivienda pública son dos de las causas más importantes del descenso en el visado de nuevas viviendas plurifamiliares. El freno en la construcción de este tipo de inmuebles está afectando, por tanto, al sector de la población con menor poder adquisitivo que, cada día, tiene más dificultades para el acceso a una vivienda».