Isabel sostiene todos los informes médicos de su marido, Toni. | T. Ayuga

15

La pesadilla de Isabel Crespí y su marido, Toni, podría llegar a su fin. Ultima Hora informó hace unos meses de la larga demora que ha sufrido este hombre por una operación de vesícula. A día de hoy, lleva casi 21 meses esperando la intervención, que ya está prevista para el próximo 12 de julio. Pero no es la primera fecha que le dan y se la cancelan. Toni está en lista de espera desde hace unos 420 días. Ha tenido hasta cuatro ingresos más estos días por dolores en la zona de la vesícula.

Noticias relacionadas

En mayo tenía prevista la esperada intervención, pero el cirujano, asegura Isabel, les confesó que «hay mucha gente esperando una operación y ahora están dando pocos días de quirófano. Me llegó a decir que el tapón es tan gordo que van a lo más grave». Entonces, el facultativo les citó para el día 20 de junio «y tampoco. Hemos estado desesperados, sin saber qué hacer», reconoce. Dice que ha estado diariamente atenta al móvil por si llamaban del hospital. Su marido continúa de baja por su situación e Isabel se pregunta cómo es posible que se tarde tanto para una operación tan sencilla.

Isabel, la mujer de Toni, en Palma. Foto: TERESA AYUGA

Contexto

Toni ingresó en el hospital el 14 de febrero de 2019 por un aparente cólico que resultó ser, al final, una piedra que obstruía la vía biliar. Desde entonces, ha estado ingresado en numerosas ocasiones, teniendo que llevar incluso drenajes biliares. Su vesícula ha estado inflamada muchas veces aunque nunca se ha considerado en situación de extremo riesgo. La estabilidad le duró prácticamente todo el 2021, pero a principios de 2022 comenzaron de nuevo los dolores. A Toni le dieron el alta a mediados de febrero, tras 23 días ingresado, y se marchó a casa con dos drenajes porque tenía líquido que expulsar. De hecho, mientras tenga la vesícula inflamada no se le puede practicar ninguna operación. Durante estos meses, ha entrado y salido de Son Espases a menudo. El 19 de mayo tenía el preoperatorio pero resultó ser una consulta más en la que le pospusieron la fecha. Todo apunta a que el 12 de julio entrará en quirófano.

El apunte

Cribado en las listas de espera

Isabel acudió a la consulta con su marido el día 19 de mayo pensando que era el preoperatorio. Sin embargo, fue otra consulta genérica para pedirle más pruebas. Isabel sabe que esta consulta responde a un cribado que hace el hospital, en este caso Son Espases, debido a la saturación que acarrean. Es una forma de revisar qué paciente se considera más grave para adelantar una intervención ante la falta de días para realizar intervenciones que hay ahora mismo.