La Policía, durante el juicio por la violación a una menor tutelada. | Guillermo Esteban

La presidenta del PP, Marga Prohens, anunció este lunes que pedirá la comparecencia de la presidenta del Govern, Francina Armengol, para que explique si ocultó que conocía la existencia de casos de prostitución entre menores tuteladas en centros del Ejecutivo, tal y como ha publicado el diario    ‘El Mundo’. El PP considera muy grave estas informaciones que apuntan a que el centro de Son Fusteret, dependiente del Ejecutivo, tuvo conocimiento de que se estaban produciendo estos casos.

Prohens lamentó que una comisión del Parlamento Europeo tuviera que venir a Balears «a investigar lo que se estaba ocultando», unos hechos «que ponen los pelos de punta». La presidenta del PP insistió en que se estaban dando casos de explotación de menores tuteladas en un centro del Govern, algo que ha ocultado el Ejcutivo: «Hasta ahora siempre se ha escudado en que eran en centros del Consell y lo ocultó durante un año hasta que se destapó por los medios de comunicación y no le quedó más remedio que llevarlo a Fiscalía», dijo.

También criticó que    nunca ha habido «una petición de perdón pública, ni ninguna responsabilidad pública». «Hay unos responsables políticos que siguen en sus puestos, que en el caso del Consell de Mallorca han sido ascendidos y premiados», lamentó. «Le pedimos a Armengol que no se escude más detrás de Fina Santiago. Ella es la máxima responsable», insistió.

La respuesta

La respuesta del Govern llegó de inmediato y el portavoz del Govern, Iago Negueruela, negó que se haya producido esta ocultación. Destacó que Balears ha sido la primera comunidad autónoma en crear un protocolo específico, junto a la Policía, servicios sociales y administraciones públicas, para denunciar y evitar estos casos y reiteró que las competencias de menores corresponden al Consell, por lo que el Govern no ha tenido acceso a esos expedientes.

Desde el Ejecutivo precisaron que algunas de las menores tuteladas han llegado a pasar por centros de internamiento como el de Son Fusteret –que depende del Govern– donde se sienten más seguras al estar cerradas y en ocasiones han denunciado haber sido víctimas de explotación sexual, por lo que de inmediato se activa el protocolo y se pone en conocimiento de la Fiscalía y del Consell. El Govern asegura que el PP está al corriente de esta situación porque se ha reiterado en el Parlament.

El Consell contra el PP

El Consell de Mallorca aseguró en un comunicado que es falso que se haya ocultado información sobre estos casos y cargó contra el PP de manera contundente con duros calificativos de una institución contra un partido político. El comunicado señala que no es admisible que  la «desesperación» de llevar siete años en la oposición «y el ansia irrefrenable de recuperar cuota de poder»    lleve a los ‘populares’ a usar «estrategias políticas que carecen del más mínimo principio de ética».

«La creación de realidades paralelas, cortinas de humo y mecanismos de intoxicación no hacen más que crear un campo de cultivo más propicio a sus expectativas electorales y, naturalmente, está muy lejos de pensar en un servicio real de interés general a la sociedad que dicen que defienden», añade.