Imagen de la Colònia de Sant Jordi. | M. ESTER DE JUAN

0

El calor está siendo uno de los protagonistas de estos días en Mallorca y ha sido necesario activar alertas por altas temperaturas. De hecho, para este martes se mantiene el aviso amarillo en el sur de la Isla, donde el termómetro volverá a llegar a los 36º; en el resto ya no es necesario. La delegada de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), María José Guerrero, ha informado que el pronóstico del tiempo indica predominio de cielos poco nubosos con algún intervalo de nubes medias y altas.

La noche del lunes al martes volverá a ser tropical, ya que las mínimas no bajarán de los 23º y en algunos puntos de los 26º, por lo que será tórrida; los expertos señalan que a partir de los 20º existen dificultades para poder conciliar el sueño. Las últimas noches están siendo bastante calurosas en Mallorca y en la del domingo al lunes se registraron mínimas de 25º en Palma; de 24 en el Far de Capdepera, Banyalbufar, el Port de Sóller; y de 23º en el aeropuerto de Son Bonet y Llucmajor.

El alivio térmico será más generalizado el miércoles, cuando ya no habrá ninguna alerta por calor activada. Guerrero ha precisado que se esperan intervalos nubosos sin descartar alguna tormenta aislada, tendiendo durante la tarde a poco nuboso. Las temperaturas nocturnas se mantendrán sin cambios o en ligero ascenso, mientras que las diurnas bajarán; oscilarán entre los 29º y los 35º. El viento soplará del nordeste.

No obstante, la delegada de la Aemet en las Islas ha advertido que las temperaturas volverán a subir el sábado y seguirán esa tendencia, al menos hasta el martes. Por tanto, la tregua de calor intenso será transitoria. En este punto, ha aclarado que no estamos bajo los efectos de una ola de calor, puesto que para ello es necesario que haya temperaturas de 36º ó más en una zona amplia como mínimo durante tres días consecutivos o más.