Si la planificacion no está aprobada, no se pueden conceder nuevas licencias    por donde pasará la línea. | R.L.

31

El proyecto de tranvía al aeropuerto se complica, a pesar de la voluntad de todas las partes de sacar adelante el proyecto. El último escollo tiene que ver con el rechazo del Ajuntament de Palma a la aprobación del plan especial presentado por Aena. Sin este plan, el Ajuntament de Palma no puede conceder licencias de    obra nueva ni de actividad    a terceros.

Esto supone el bloqueo de actividades complementarias, como hangares para mantenimiento y reparación de aeronaves, pero también de proyectos como el del tranvía, cuya planificación no puede ejecutarse ya que parte de los terrenos por donde debe llegar este medio de transporte están afectados por el plan que ahora está paralizado.

El Govern balear trabaja para poder desbloquear la situación y presentar el proyecto cuanto antes ya que su financiación está condicionada a que lleguen fondo europeos, por lo que es importante que las obras se realicen con la mayor celeridad.

Redacción del proyecto

La Conselleria trabaja en la redacción  del proyecto para poder presentarlo cuanto antes y, mientras tanto, confía en que los problemas administrativos entre Cort y Aena se solucionen y el trazado definitivo pueda definirse cuanto antes.

El plan director no es un plan de inversiones de Aena ni implica la ampliación del aeropuerto o su capacidad para que lleguen más aviones o más turistas. Se trata de un elemento de planificación que    marca las directrices de desarrollo futuro    de cada aeropuerto , aunque sí posibilita el    desarrollo de otras actividades. Una de las que está sobre la mesa, que también está paralizada de momento, es la construcción de un hangar de mantenimiento de los aviones de Ryanair.

El Ayuntamiento de Palma denegó la aprobación inicial del plan especial presentado por Aena en el pleno del pasado 23 de diciembre y toda la ordenación territorial de la zona ha quedado por ahora bloqueada. Son embargo, el rechazo a este plan no afecta a la remodelación interna de Son Sant Joan, que cuentan con la declaración de interés general y disponen de una declaración de impacto ambiental. La denegación sí afecta a la integración territorial en aspectos como la coordinación de los distintos modos de transporte, entre ellos el tranvía.   

El Govern quiere aprobar el proyecto cuanto antes y el del tranvía es una de las actuaciones que se han incorporado a los proyectos europeos vinculados a la movilidad. El presupuesto total de la obra es de 249,9 millones de euros y es la partida más importante en el bloque de actuaciones vinculadas a la movilidad.

Primera línea

El Govern tiene un enorme interés en presentar cuanto antes el proyecto general de desarrollo del tranvía en la primera fase, que es la que une la plaza de España con el aeropuerto de Palma, pero la intención del Govern es que la línea puede prolongarse hasta el Arenal y, en la otra dirección, construir un ramal hacia la zona de Calvià. El Ejecutivo ha presentado otra línea de tranvía para unir el centro de la ciudad con el hospital de Son Espases.