Un surtidor de carburante en el puerto de Palma.

12

La decisión del Gobierno de excluir a la navegación recreativa del descuento en los carburantes está levantando ampollas en el sector, que lo considera un agravio comparativo y una «estigmatización para el turismo azul». Así lo denunció este martes la Associació d’Empreses Nàutiques de les Illes Balears (AENIB), que considera que el Ejecutivo central castiga de esta manera el desarrollo del turismo náutico en plena temporada, «cuando se realiza el mayor volumen de operaciones de náutica de recreo».

En su Real Decreto-Ley del pasado día 25 que prorroga la batería de medidas de ayuda para paliar los efectos de la guerra en Ucrania, el Gobierno precisó que en esta ocasión queda excluida de la bonificación al carburante la navegación privada de recreo. En ese sentido, el real decreto define la navegación privada de recreo como «la realizada mediante la utilización de una embarcación, que no sea de titularidad pública, por su propietario o por la persona que pueda utilizarla, mediante arrendamiento o por cualquier otro título, para fines no comerciales y, en particular, para fines distintos del transporte de pasajeros o mercancías o de la prestación de servicios a título oneroso».

Es decir, que las embarcaciones particulares, alquiladas o no, quedan fuera de la bonificación, pero no las comerciales, como es el caso de las dedicadas a excursiones para turistas. Para Aenib, esta decisión afecta «gravemente» a la productividad y generación de empleo del sector justo en una época clave del año. Es más, su presidente, Jaume Vaquer, la califica de medida «simplemente recaudatoria». «No se han valorado correctamente los efectos negativos: afecta directamente a la decisión de consumo en plena temporada de clientes asiduos y potenciales», asevera.

La asociación añade que el mercado náutico en España está conformado en más de un 80 % por embarcaciones de hasta ocho metros de eslora, «pequeños barcos utilizados por familias de clase media para disfrutar de sus vacaciones, igual que se reserva un hotel o se alquila un apartamento para disfrutar del ocio cerca del mar».

El apunte

La patronal estatal cree que es una medida de «visión cortoplacista»   

La Asociación Nacional de Empresas Náuticas capitanea el rechazo a la exclusión de su sector que las patronales locales están secundando. Su secretario general, Carlos Sanlorenzo, ha manifestado que se trata de «una visión cortoplacista», puesto que su exclusión va a suponer un ahorro «mucho menor» que los ingresos derivados del apoyo a un sector «que impulsa el turismo azul sostenible y de calidad».