Protesta el domingo ante la Delegación del Gobierno. | M. À. Cañellas

7

La portavoz del grupo parlamentario socialista y dirigente del PSIB, Pilar Costa, calificó este lunes de «brutal represión»    la intervención de la policía de Marruecos para reprimir la entrada de inmigrantes por la valla de Melilla y que han causado decenas de muertes. La portavoz socialista utilizó estas palabras al ser preguntada durante su habitual comparecencia para expresar las posición de su partido antes los asuntos que se debaten en el Parlament. Aunque este asunto no forma parte del orden del día de hoy, el portavoz de Més, Miquel Ensenyat, indicó que su grupo había presentado una iniciativa para que la Cámara pidiera explicaciones. Ensenyat calificó los hechos de «masacre», expresión que también utilizó la portavoz parlamentaria adjunta de Podemos, Esperança Sans. La socialista Costa evitó aludir a la primera reacción del presidente Pedro Sánchez, que elogió la actitud de Marruecos, pero añadió que    lo sucedido «debe investigarse allí donde toca».

El PSIB siempre fue crítico con el cambio de actitud de Gobierno de España sobre    el Sáhara, asunto con el que todos los grupos políticos –también Cs y PI– vieron una relación. «Las declaraciones tienen consecuencias y esto es consecuencias del acuerdo con Marruecos sobre el Sáhara», dijo la portavoz adjunta de Podemos, Sans, que se preguntó: «Forma parte del acuerdo que Marrurcos le haga el trabajo sucio?». Desde Cs, si portavoz adjunto, Juanma Gómez, dijo: «Lo que ha ocurrido es indamisible y es preciso insistir en la defensa de los Derechos Humanos». Para Gómez, «hay que abordar seriamente la política migratoria, no sólo en la frontera sur, sino también en Balears».

Josep Melià (PI) afirmó que cualquier medida que se tome debe tener en cuenta las «máximas garantías». Todos estos partidos, también el PP, cuya dirección estatal pidió explicaciones al ministro Grande Marlaska (Interior), aportaron hace una semanas una manifiesto crítico con el cambio de posición sobre el Sáhara».

El apunte

Ningún derecho garantizado, ni el aborto ni los del colectivo LGTBI

Todos los grupos, salvo Vox, leerán este martes un comunicado de apoyo al Día del Orgullo y a los derechos LGTBI. Portavoces de los grupos indicaron    que hay que «seguir luchando» por derechos que parecen garantizados. Costa, Sans y Ensenyat aludieron también a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el aborto, que deja a éste sin protección constitucional y al albur de las mayorías.